El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha defendido este lunes el Concierto económico vasco y ha criticado el dumping fiscal que convierte a la Comunidad de Madrid en "una suerte de paraíso fiscal para los ricos", algo que "hace muchísimo daño a los ciudadanos" de la capital y de "toda España".

Noticias relacionadas

"En Madrid hay una situación que beneficia a los que más que tienen", ha denunciado Iglesias, que recuerda que "si en una sociedad tenemos escuelas, hospitales y carreteras es porque hay un sistema fiscal que contribuye a redistribuir". Eso sirve, según el líder de Unidas Podemos, para que los que "tienen más" aporten "en función de esa suerte de tener más".

Ante esto, ha explicado que Madrid es "una suerte de paraíso fiscal para los ricos", lo que genera que haya "peores hospitales" públicos. "Madrid es la que menos invierte en Sanidad y es el territorio más rico de nuestro país. Y eso tiene que ver con un sistema que perjudica a los madrileños y que genera una absurda competición entre los territorios", ha sostenido en una entrevista en La Sexta. 

Concierto vasco

Sobre el Concierto vasco, Iglesias ha defendido que en el País Vasco se ha "construido una institucionalidad diferente" y que en este territorio y en Navarra "existen una serie de instituciones de las que nos hemos dotado con una serie de implicaciones".

En esta línea, ha dejado claro que "no se ha planteado" un debate en torno al sistema fiscal del País Vasco, y ha criticado que haya un interés en poner el foco en hablar de otra comunidad autónoma "y de ETA si hace falta con tal de no hablar" de Isabel Díaz Ayuso.

A su juicio, "si alguien dice que el problema que se ha puesto encima de la mesa sobre el dumping fiscal se tiene que transformar en discutir sobre lo que ocurre en el País Vasco es que no quiere discutir sobre lo que pasa en Madrid".

Pacto con Bildu

Sobre el apoyo de Bildu a los Presupuestos Generales del Estado, Iglesias lo ha calificado como "la mejor noticia para la democracia". "Hoy ETA ha desaparecido y tenemos la segunda fuerza del País Vasco, EH Bildu, negociando y haciendo política en las instituciones. Eso es un éxito de la democracia española que nos debería emocionar a todos", ha dicho. 

"Muy satisfecho" de que "algunas" abstenciones, como la de EH Bildu, PNV y ERC, "se hayan convertido en síes", Iglesias ha vaticinado que habrá más apoyos a las cuentas públicas en las próximas horas. "Es una buena noticia y yo he hecho parte de mi trabajo", ha explicado, sin admitir si ha sido un interlocutor clave. 

Sobre el pasado de Bildu, el vicepresidenta ha puesto en valor que "los que apostaban en el pasado por la violencia hayan apostado por la democracia es una buena noticia". Y ha recordado que "el PP fue un partido fundado por siete ministros de la dictadura y que algunos de ellos firmaron sentencias de muerte contra demócatratas que combatían en este país por las libertades". "Doy las gracias a esos señores franquistas que decidieron renunciar a la dictadura y apostar por la democracia", ha añadido.

En esta línea ha defendido que Bildu ha realizado un recorrido ético para condenar la violencia terrorista mientras que dirigentes del PP y Vox "viven en la inmoralidad permanente", pues sellan pactos con quienes reivindican, a su juicio, la dictadura franquista ante el actual Ejecutivo de coalición.

Como ejemplo de ese recorrido ético de Bildu, ha citado al diputado Jon Iñarritu quien, en una intervención en el Congreso, fue "cristalino" al solidarizarse con una víctima de ETA, que además era un cargo público de Vox, en referencia al diputado de Vox Antonio Salvá, padre de Diego Salvá, un guardia civil asesinado por la banda terrorista en 2009.

En contraposición, ha señalado que él tuvo que aguantar en sede parlamentaria que la exportavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, quien dijo en el Congreso que su padre era un "terrorista", cuando estuvo en la "cárcel por defender la libertad", y "sin que nadie pidiera disculpas por ello".