El Parlamento Europeo ha pedido este martes que se tomen todas las medidas necesarias para impedir que se realicen homenajes a etarras que abandonan las cárceles por entender que "amenazan nuestra democracia y humillan a las víctimas".

Noticias relacionadas

La petición se incluye en un informe aprobado este martes sobre la situación de los derechos fundamentales en la Unión Europea, y que se refiere a los años 2018 y 2019. Éste pide a "las instituciones pertinentes" que "proporcionen "las salvaguardias necesarias para evitar que se produzca la victimización posterior derivada de humillaciones y ataques a la imagen de las víctimas por parte de sectores sociales relacionados con el agresor".

El texto ha sido aprobado por la Comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior del Parlamento Europeo gracias a dos enmiendas presentadas por el eurodiputado del Partido Popular, Javier Zarzalejos. El popular, que también es miembro de la comisión parlamentaria, pretendía poner coto a los homenajes a etarras y al daño moral que estos actos infligen en las víctimas.

En las enmiendas impulsadas por Zarzalejos y aprobadas este martes también se recuerda que "los actos terroristas constituyen una de las más graves violaciones de los derechos fundamentales” y que durante los años 2018 y 2019 "tuvieron lugar actos de exaltación del terrorismo y homenajes dentro de la Unión, actos que legitiman el terrorismo, amenazan nuestra democracia y humillan a las víctimas".

El informe será abordado por el pleno del Parlamento Europeo que se celebrará la próxima semana.

'Ongi Etorris'

La liturgia con la que se homenajea a los etarras que salen de las cárceles recibe el nombre de Ongi etorri ("Bienvenido") y se lleva repitiendo años con una frecuencia preocupante en pueblos y ciudades del País Vasco. Ahí, se recibe con pancartas, banderas, brindis y abrazos a presos de ETA.

Estos actos han tenido lugar con el beneplácito o la participación directa -a través de Sortu- de EH Bildu. El propio coordinador de la coalición abertzale, Arnaldo Otegi, amenazó con que se seguirían realizando mientras no cambiara la política penitenciaria: "Hay 250 presos y habrá 250 recibimientos".

Las asociaciones de víctimas del terrorismo, como Covite o AVT, llevan tiempo pidiendo su ilegalización y denunciando a la Audiencia Nacional actos que consideran constitutivos de delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas.

Las quejas de las asociaciones de víctimas han sido atendidas ahora por el Parlamento Europeo, que abordará el tema la próxima semana en un pleno.