El ministro de Consumo, Alberto Garzón, mantiene sus críticas a la monarquía tras la llamada de Felipe VI al presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes. Además, se reafirma en que la monarquía ha maniobrado contra el Gobierno incumpliendo su neutralidad y ha dejado claro que su objetivo no es otro que defender la imparcialidad de la institución "más protegida y blindada".

Noticias relacionadas

"Sí, volvería a poner ese mensaje", ha afirmado una vez más el ministro de Consumo, en referencia al tuit que publicó en redes. "La posición de una monarquía hereditaria que maniobra contra el Gobierno democráticamente elegido, incumpliendo de ese modo la constitución que impone su neutralidad, mientras es aplaudida por la extrema derecha es sencillamente insostenible", escribió.

Ante esto, Garzón ha negado en una entrevista en TVE haber sido desautorizado por alguien del Gobierno y ha recordado que dentro de un Gobierno de coalición hay distantas voces que deben ser no sólo escuchadas, también respetadas. "Para nosotros no es una prioridad cómo se elige la Jefatura del Estado con la que está cayendo pero no, no me he sentido desautorizado", ha explicado.

El titular de Consumo considera que es la oposición, en referencia al PP, "la que está mermando la capacidad de la monarquía para sobrevivir". "Cada vez que el PP habla de la monarquía dicen que representa los valores del PP, no de los españoles", ha señalado, para añadir que los populares utilizan la Corona para "lanzársela a la cabeza" a aquellos que no piensan como ellos. 

Más impuestos a los ricos

El mismo día en el que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta su plan de recuperación económica, Garzón se ha mostrado partida de "subir algunos impuestos a los más ricos y bajar otros impuestos a los más pobres". "Esa es la clave", ha añadido. 

En esta línea, ha remarcado que hasta ahora "España ha estado compitiendo por la vía de los bajos salarios" y que serán los fondos europeos "la palanca para modernizar nuestra economía".

Sin anuncios en partidos

Sobre la publicidad de las casas de apuestas y la ley que la regulará, el ministro de Consumo ha adelantado que se prohibirán los anuncios en los partidos de fútbol. "Esto se va a acabar. La publicidad se va a prohibir. En ningçun partido de fútbol veremos publicidad de estos locales", ha explicado. Tampoco en las camisetas, algo que ya se conocía.

También ha avanzado que se está estudiando en una regulación de los videojuegos por su relación con las apuestas. "Un videojuego puede estar permitido para mayor de 14 años y resulta que hay como un componente de tragaperras dentro de la configuración y eso es una laguna".