Para protestar por la inhabilitación de Quim Torra como presidente de la Generalitat, los Comités de Defensa de la República (CDR) lanzaron cabezas de cerdo a los Mossos d'Esquadra. Muchas de ellas, aún bañadas en sangre.

Noticias relacionadas

Este acto violento se produjo este pasado lunes en el Paseo de Gracia, cuando decenas de radicales hostigaban al cordón de agentes que protegía la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña. Además, los CDR utilizaron caretas de cerdo como punta de lanzas que revestían con togas, emulando a los jueces españoles, en una crítica macabra a la decisión judicial.

Ante estos hechos, cabría esperar una condena firme de PACMA, el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal. Sin embargo, la formación antitaurina no se manifestó en toda la jornada del martes. Ni un comunicado, ni una declaración, ni siquiera un mensaje en redes sociales para condenar las acciones de los radicales nacionalistas.

Ante la consulta de EL ESPAÑOL, el partido animalista optó por no realizar declaraciones, pese a la insistencia del periodista. Un silencio que resulta llamativo en un partido cuyo programa electoral gira íntegramente en torno al "compromiso con el bienestar y la protección de los animales".

Los CDR arrojan cabezas de cerdo a los Mossos ante la Delegación del Gobierno en Barcelona Europa Press

La callada por respuesta sorprende si se tiene en consideración que PACMA promovió en 2017 una campaña para denunciar las condicion en las que viven los cerdos en Cataluña.

Bajo el polémico eslogan "en Cataluña hay más cerdos que personas", el partido animalista denunciaba entonces que la ganadería porcina vive "en condiciones horribles" y que muchas veces son "hacinados y mutilados"

"La caza es asesinato"

Para más inri, el silencio de los animalistas choca con la beligerancia que sí han mostrado en otras ocasiones, por ejemplo, contra la tauromaquia o la caza. En 2016, cuando el exfutbolista Diego Armando Maradona posó con una cría muerta de Oryx de Arabia, PACMA denunció enérgicamente que "la caza es asesinato".

En este sentido, la exlíder del partido, Silvia Barquero, se refirió a los cazadores como "personas que ejercen su actividad imponiendo la violencia", y señaló que "muestran síntomas de psicopatía violenta".

"Es hora de poner fin a los espectáculos crueles con los animales. Por ello propondremos la prohibición de la utilización de animales, vivos o muertos, en todo tipo de espectáculos, tradiciones y festejos, tanto privados como públicos", reza el programa electoral de PACMA para las elecciones generales de 2019 en su punto 1.1.7.

Entre su programa electoral también se encuentran propuestas punitivas como la "prohibición de la compraventa de animales", el "fin de los zoológicos" o la "oposición a la caza y la pesca deportiva".

Con respecto a la utilización de animales degollados para cargar contra la policía catalana, sin embargo, el partido animalista ha elegido permanecer en silencio.