El Gobierno ha perdido este jueves su primera gran votación en el Congreso de los Diputados de la legislatura: el decreto ley que permitía el acceso a los remanentes de los ayuntamientos y creaba un fondo de 5.000 millones ha sido tumbado.

Noticias relacionadas

En concreto, el texto ha sido tumbado por 193 votos en contra, frente a 156 síes. El Ministerio de Hacienda alcanzó a última hora un acuerdo con sus socios de Unidas Podemos que ha permitido el apoyo de los morados y sus confluencias, pero no ha logrado sumar a ningún otro grupo parlamentario.

Se trata de la primera vez que el Gobierno de coalición de socialistas y morados pierde una votación sobre la convalidación de un decreto ley.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha advertido en el hemiciclo de que los consistorios sufrirán "un grave contratiempo" en sus finanzas ante el que no habrá una "segunda oportunidad".

Alcaldes del PP, entre ellos el de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, o el de Badalona, Xavier García Albiol, se han concentrado a las puertas del Parlamento precisamente para pedir a Montero un nuevo decreto que haga "justicia", deseando que el ejecutivo de coalición no se tome la "revancha".

En su intervención, Montero ha defendido el contenido del decreto ley sobre la financiación de los ayuntamientos para que se recuperen de los efectos de la pandemia. 

La ministra ha recalcado la intensidad de negociación que los grupos del PSOE y de Unidas Podemos han desarrollado durante los últimos días para obtener más respaldo.

Incluso ambos grupos, así como el Ministerio de Hacienda, plantearon este miércoles una oferta sobre el criterio de reparto del fondo de 5.000 millones, una de las cuestiones que la oposición rechazaba. Para los alcaldes, se trata de un mero "regateo".