El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lamentado este martes en el pleno del Senado la muerte la semana pasada del preso de ETA Igor González Sola que, según las investigaciones, se suicidó en su celda de la cárcel donostiarra de Martutene.

Noticias relacionadas

En respuesta al senador de EH-Bildu Gorka Elejabarrieta, Sánchez ha defendido la actuación de las autoridades penitenciarias en este caso y ha recordado que la tasa de suicidios en las prisiones españoles es de 6,4 casos cada 10.000 reclusos frente a los 7,2 del conjunto de la UE.

No obstante, Sánchez ha reconocido que cualquier tasa "por encima de cero" no es aceptable y por ello ha abogado porque este "desgraciado suceso" sirva para mejorar el protocolo de prevención del suicidio que aplica Instituciones Penitenciarias.

Ha defendido también el tratamiento individualizado que se aplica a los reclusos de la banda terrorista, como fue el caso de Igor González, trasladado a Martutene teniendo en cuenta sus circunstancias personales y penitenciarias.

En su intervención, el portavoz de EH-Bildu había alertado a Sánchez de que sin resolver "el problema de los presos" es imposible "avanzar en la paz" en el País Vasco.

Críticas de la oposición

Los líderes de PP, Vox y Ciudadanos han afeado este miércoles a Sánchez que mostrara su pésame por el suicidio de González.

Los líderes de la oposición no han pasado por alto estas palabras de Sánchez y han aprovechado la sesión de control al Gobierno en el Congreso para reprocharle su pesar por la muerte de un etarra. Casado lo ha hecho entre las críticas al Gobierno por su actuación durante las últimas semanas pese a que el PP lleva seis meses "tendiendo la mano". "Y ahora condena la muerte de etarras", ha lamentado.

El secretario general de los 'populares' también ha aprovechado el asunto para recordar al presidente que "ETA es una banda terrorista, no una banda de música". "Le gusta insultar al PP pero a sus socios le cuesta describirlos", ha acusado.

Clamor de las víctimas

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) también se ha unido a las críticas y ha señalado que le parece "impropio de un presidente del Gobierno" las palabras pronunciadas ayer por Pedro Sánchez en el Senado lamentando el suicidio en prisión del etarra Igor González, así como el uso del lenguaje para hablar de "presos vascos" o "banda", sin añadir el término terrorista.

"Desde la AVT rechazamos las palabras de @sanchezcastejon lamentando la muerte de un terrorista y las consideramos impropias para un Presidente del Gobierno", ha señalado esta asociación en un hilo en su cuenta de Twitter.

La asociación también se ha referido a las expresiones utilizadas en el Senado por Sánchez. "Denunciamos el lenguaje utilizado por el presidente del Gobierno refiriéndose a 'presos vascos' en lugar de presos etarras o terroristas, y 'la banda ETA' en vez de organización terrorista. Siempre hemos reivindicado la importancia del lenguaje para la deslegitimación del terrorismo y hemos denunciado ciertas expresiones que lo único que pretenden es blanquear el pasado terrorista de ETA".

La AVT ha sostenido que mientras el jefe del Ejecutivo mostraba su preocupación por este suicidio mantiene el "desprecio" a la asociación mayoritaria de víctimas que el pasado 8 de enero le solicitó una reunión. "Seguimos a la espera", ha recordado la organización que preside Maite Araluce.

Las palabras de Sánchez lamentando profundamente la muerte en la prisión de Martutene de Igor González también han sido objeto de crítica por parte de la asociación Dignidad y Justicia, que preside Daniel Portero. En este caso, piden que se retiren del Diario de Sesiones, así como unas disculpas públicas del presidente del Gobierno que den paso a unas declaraciones en las que "sin grises ni matices" muestre que está con las víctimas.