Pablo Casado asegura que su acción política no se verá resentida por el resultado de la Operación Kitchen. Insiste en que, cuando se produjeron los hechos investigados, él tan solo era "un diputado por Ávila". También reitera que la marca PP "no quedará dañada en absoluto".

Noticias relacionadas

"A Pedro Sánchez nadie le responsabiliza del caso Roldán, pues a mí ahora tampoco", razona el líder de los conservadores. Al no tener Mariano Rajoy ni Jorge Fernández Díaz cargos en el actual PP, Casado ha llamado a la "máxima ejemplaridad", pero también ha hablado de "máxima tranquilidad".

Estas han sido las claves de su discurso en un foro organizado por El Mundo. "Las investigaciones judiciales vienen de tiempos muy pasados", ha iniciado Casado. "En esos años, me presenté a las elecciones, junto a otros ciento ochenta compañeros. No tenía responsabilidades en el partido", ha repetido en varias ocasiones.

"Esto me hace volver a reafirmar mi compromiso con la honorabilidad y la ejemplaridad de los partidos. Pero también hay que defender la presunción de inocencia", ha espetado el jefe de la oposición.

En ese punto, Casado se ha referido a "esas investigaciones -cernidas sobre el PP- que luego han quedado en nada": "Los famosos ordenadores tuvieron mucho eco periodístico, pero el PP quedó absuelto. ¿Quién se acuerda de eso? O los casos de Rita Barberá y Pedro Antonio Sánchez -entonces alcaldesa de Valencia y presidente de Murcia respectivamente-".

"Esta dirección va a ser tremendamente firme para cumplir con la ejemplaridad. No obstante, ninguno de los investigados está en política activa", ha aseverado Casado para dejar claro que no se verá abocado a aplicar ninguna medida drástica.

Pablo Casado también ha dedicado varios minutos a lanzar balones fuera, en concreto hacia el PSOE y Unidas Podemos: "En el Gobierno hay tres ministros que fueron consejeros de Chaves y Griñán, ahí sí hubo penas de prisión (...) Algunos de los que nos critican están en Podemos, recientemente imputados por financiación irregular".

Los dardos han alcanzado incluso a Ciudadanos: "Para pactar los Presupuestos con el PP en 2015 y 2016, exigieron las salidas de Barberá y Pedro Antonio Sánchez. ¿Por qué no lo hacen ahora con Podemos?".

El candidato del PP ha rechazado en todo momento postularse con detalle sobre la Operación Kitchen: "Podré valorarlo cuando la justicia diga si hay culpables. No voy a comentar un escrito de acusación de la Fiscalía, que está liderada por una exministra de Sánchez envuelta en un turbio caso de extorsión".