Andros Lozano Alberto D. Prieto

España ha entrado en un escenario conocido por reciente, pero de consecuencias todavía insospechadas. Los datos de nuevos contagios llevan al país a cifras similares a las registradas durante la segunda quincena de mayo. Sin embargo, fuentes del Gobierno aseguran que, de momento, "no entra en los planteamientos" un nuevo estado de alarma.

Noticias relacionadas

Ahora las autoridades sanitarias, tanto estatales como autonómicas, creen que el sistema de salud español "está mejor pertrechado" para tratar de contener unos brotes del coronavirus de los que ya ninguna comunidad ni ciudad autónoma se libra: este miércoles, Ceuta y Melilla fueron las últimas en sumarse al mapa de nuevos contagios.

El Ministerio de Sanidad registró este martes 390 nuevos contagios de Covid-19 en las últimas 24 horas. Se trata de la cifra más alta desde el pasado 21 de mayo. En ese momento, el Gobierno iniciaba ya el camino de la desescalada. Lo peor de la pandemia parecía alejarse. Ahora, por el contrario, parece como si el país hiciera el camino inverso. 

Cabe recordar que entonces sí había confinamiento y en estos momentos no, aunque en mayo se empezaron a relajar las medidas con franjas horarias que permitían salidas del hogar para diversas actividades. Y eso podría explicar que en estos momentos recrezcan las infecciones. Y es cierto que hoy se hacen más pruebas y test que en lo más duro de la epidemia. Pero también es cierto que la curva actual va en ascenso, y con progresión casi geométrica, y el 21 mayo el pico de casos estaba más que doblado.

Ésas son las pruebas, sostiene el Gobierno, de que el Sistema Nacional de Salud está hoy mucho mejor preparado para "la detección precoz y la acción contundente", en palabras del ministro Salvador Illa. Fuentes del Gobierno añaden que "además, ahora, hay casos importados, que han sido origen de algunos brotes", y entonces las fronteras estaban cerradas.

Entonces, ¿había plan B?

En este rally de nuevos casos, el Ejecutivo ha apoyado y avalado las decisiones de la Generalitat catalana, en su empeño por confinar Lérida y otras siete poblaciones de la comarca del Segrià, una de las zonas que más preocupan. "Lo importante es parar el virus", explica a este periódico una fuente del Gobierno, "es una tentación preocuparnos por conflictos competencias o jurisdiccionales, pero no lo vamos a hacer".

En la actualidad, la mayoría de los nuevos casos se concentran en Cataluña (91), Aragón (160) y Madrid (43). Y aunque sí se ha detectado transmisión comunitaria", es decir, aquélla en la que no se puede determinar el origen del contagio, son todos aislados "y se han controlado con efectividad, dicho sea con cautela". Eso es lo que Sanidad espera que ocurra con el Segrià, y por eso se apoya la actuación del Govern.

Salvador Illa y Fernando Simón, en un encuentro con la prensa en Moncloa. ADP

"El decreto de Torra no invade competencias, y si hace falta darle más datos a los jueces para que aprueben las órdenes, basta con dárselas", apunta esta fuente del Ejecutivo. Entonces, ¿sí había plan B? "No, no lo hay, el estado de alarma es para confinamientos masivos, lo de Lérida y el resto del Segrià no lo es".

En total, desde el inicio de la pandemia, se han infectado 257.494 personas confirmadas por test. En cuanto al número de fallecidos, este miércoles se añadían cuatro al balance total, que alcanza ya los 28.413 muertos por coronavirus. Durante la última semana se contabilizan 10 fallecimientos.

La explicación estriba en que la Sanidad es una competencia transferida y, según Illa, "en este momento, las protagonistas con las Comunidades Autónomas, que tienen instrumentos legales para luchar contra los brotes". ¿Y cuáles son? La Ley General de Sanidad Ley 14/1986, la de Medidas Especiales 3/1986, "y el plan de respuesta temprana" que se aprobará este jueves en el plenario del Consejo interterritorial.

Este documento contempla tres planos distintos de decisión: el actual, en el que son las CCAA, cada una de ellas, las que deben decidir cómo actuar; uno segundo que prevé "actuaciones concertadas de carácter obligatorio", según las fuentes del Gobierno, que se daría en el caso de que un mismo brote se descontrolara entre dos o más autonomías; y el tercero, que "hoy ni se plantea", que sería volver al "confinamiento masivo del estado de alarma".

Sin datos de residencias

De esta decena de nuevos fallecidos, ocho muertes corresponden a Castilla-La Mancha, Castilla León, Cataluña y Madrid. En cada una de estas cuatro regiones se han registrado dos muertes en los últimos siete días.

El dato excluye los fallecidos en las residencias, de los que el Gobierno todavía no ha publicado el informe completo desde abril, cuando lo encargó a las comunidades, y aquellos que tuvieron síntomas compatibles con la Covid-19 pero no se hicieron la prueba diagnóstica

A día de hoy, en España se contabilizan 120 brotes activos. Los contagios se multiplican casi de manera exponencial. En la última semana se han dado 4.501 positivos. En ese período de tiempo se han producido 176 ingresos hospitalarios. De ellos, 13 pacientes están en la UCI. Los dos últimos ingresos en cuidados intensivos se han producido en las últimas 24 horas.