El PSOE se ha unido a los grupos separatistas y nacionalistas en su rechazo a la iniciativa para la defensa del "legado español" en Estados Unidos que el PP ha presentado este miércoles en el Senado. Ésta tenía como objetivo denunciar la vandalización que han sufrido las estatuas de Cristóbal Colón o Junípero Serra, entre otras, a lo largo de las últimas semanas.

Noticias relacionadas

El grupo socialista en la Cámara Alta considera que los ataques que han sufrido estas estatuas en América "no son un ataque contra España", sino que son la expresión de un problema de "racismo e identidad social" que ha de resolverse con "respeto a los derechos humanos".

En el debate de esta moción, que se ha producido en la sesión plenaria del Senado de este miércoles, el Partido Popular ha defendido su propuesta para "proteger" la herencia española en el continente americano y condenar la "hispanofobia" que, a su juicio, se ha producido a raíz de los ataques a las estatuas, como la de Cristobal Colón, durante las últimas manifestaciones en Estados Unidos.

El senador popular Lorenzo Torres ha recordado la "contribución" de España en el continente americano y ha censurado los actos vandálicos que han sufrido las estatuas de personajes históricos españoles: "Tenemos que estar orgullosos de la aportación que hizo España en EEUU y debemos defenderlo y condenar la hispanofobia", ha añadido Torres durante su defensa de la moción.

La propuesta del Grupo Popular sí que ha encontrado su apoyo en Vox, Ciudadanos y UPN, que han coincidido en señalar que no se puede mirar la historia "con la moral actual" y es por ello por lo que han llamado también a defender el legado español en América.

Sin embargo, el PSOE ha cargado contra el PP por ir a "remolque" de Vox. El senador socialista, Jesús Martín, ha justificado así su rechazo a esta moción: "Hacer una defensa, como la que plantea el PP, poniendo en comparación la historia del imperio que fuimos con el imperio de otros, diciendo que nosotros somos los buenos porque los otros fueron peores, no nos hace mejores, y le da razones a quienes obvian que la sociedad que son existe gracias a aquellos a quiénes cuestionan".

Argumentos nacionalistas

Por otro lado, los separatistas han cargado contra la propuesta del PP porque consideran necesaria más "autocrítica" a la hora de analizar la historia de España. Además, consideran la iniciativa "inoportuna", según han apuntado algunos senadores en sus intervenciones.

El portavoz de JxCat en el Senado, Josep Lluís Cleries, ha justificado su negativa a votar a favor de la moción porque cree que genera "tensiones innecesarias" y ha señalado que a su grupo no le gusta la "hispanofobia", pero tampoco la "catalanofobia".

Por su parte, ERC ha tachado de "infumable" la moción y ha censurado el "nacionalismo" del PP, que se "está quedando sólo ante el resto de grupos". En esta línea, el PNV ha verbalizado que la historia de España tiene "claroscuros" y ha desviado el debate hacia las "nomenclaturas franquistas" que siguen en algunos puntos de España.

La iniciativa popular también ha contado con el rechazo del grupo Izquierda Confederal. La senadora de Adelante Andalucía, Pilar González, ha cargado contra las "inexactitudes" de la moción y ha criticado al PP por derribat la estatua de Abderramán III en un pueblo andaluz.

El Partido Popular pretendía llevar esta iniciativa al Senado mediante una declaración institucional, pero JxCat, ERC o PNV obligaron con su rechazo a convertirlo en la moción que se debate y vota en el Pleno de este miércoles. El PSOE, para sorpresa de los populares, se ha sumado a los separatistas en su rechazo.