El PP ha iniciado su campaña en Galicia con el mejor cartel a su disposición: el presidente de la Xunta y candidato, Alberto Núñez Feijóo, el presidente del partido, Pablo Casado, y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. El mitin, celebrado en una plaza de toros de Pontevedra semivacía por las exigencias sanitarias, apenas 300 militantes y simpatizantes, se ha emitido vía Youtube, donde la audiencia era más numerosa.

Noticias relacionadas

"Somos un partido de Estado que rema para salir de esta crisis", ha reivindicado Casado, que ha puesto a Feijóo y a Rajoy como ejemplos. "Y estamos apoyando a España en la Unión Europea, que no os digan lo contrario -ha dicho más tarde-. Hemos estado a la altura de las circunstancias. Lo han estado los presidentes autonómicos, incluso anticipándose al Gobierno, pero también lo hemos hecho desde la oposición".

El líder de los populares ha hecho hincapié en la utilidad de su formación recordado su apoyo a "medidas excepcionales del estado de alarma", el "planteamiento desde hace tres meses un plan económico alternativo y esta semana -ha recalcado-, "tendiendo la mano para un pacto de Estado que podamos legar a las futuras generaciones en materia sanitaria, de investigación, de industria y de cuidado de los mayores".

La "normalidad" del PP 

Jugando con la terminología derivada de la pandemia, Casado ha contrapuesto la "normalidad del PSOE", que a su parecer es "la creación de desempleo y el intento de dividir a los españoles", con la del PP, que "cuando gobierna, crea empleo, une a los españoles y genera bienestar".

De unidad también ha hablado Feijóo, al desear que el 12 de julio los ciudadanos no condenen a Galicia a la "fragmentación política de bloque con la que algunos han dividido a España". El presidente autonómico ha llamado por esto a no reducir los comicios a una "cuestión de partidos, de siglas y de logotipos", sino de "prioridades", que considera son la recuperación económica, social y laboral.

"En momentos de dificultad se puede contar con nosotros", ha asegurado, confiado en que Galicia dará un "ejemplo de sentidiño, serenidad, tranquilidad, moderación y unión a toda España" en apenas dos semanas. A los indecisos y a los ya convencidos promete "estabilidad" y les pide que apuesten por su "experiencia" para lograr "la normalidad plena cuanto antes".

Rajoy ha sido el primero en tomar la palabra en su ciudad, donde fue declarado 'persona non grata' con BNG en el Ayuntamiento. "Me gusta estar aquí. Ahora no soy candidato a nada, ni estoy en política activa, pero me importa lo que pasa en Galicia y España. Creo en mi partido y en sus candidatos. Cuando nos ha tocado gobernar, lo hemos hecho mejor que los demás. Para eso estamos en política".

Según el barómetro del CIS relativo a las elecciones gallegas, conocido esta semana, el PP ganará con mayoría absoluta, con un 37,8% de los votos, doblando el resultado del PSOE.