Los españoles se decantan por la moderación. La crisis de la Covid-19 ha hecho emerger nuevos liderazgos entre los miembros del Gobierno de coalición por su destacado papel en la gestión de la pandemia. Según la encuesta de SocioMétrica para EL ESPAÑOL, una mayoría de los consultados valoran de forma más positiva los perfiles más centrados del Ejecutivo de Pedro Sánchez en detrimento de aquéllos más ideologizados o que se han caracterizado por buscar la confrontación con la oposición.

Noticias relacionadas

Las ministras Margarita Robles y Nadia Calviño sobresalen respecto al resto de ministros. Los españoles les otorgan los únicos aprobados entre los políticos que conforman el Gobierno: un 7,2 sobre 10 para la ministra de Defensa y un 5,7 para la titular de Economía. Ambas dirigentes forman parte del PSOE y han ido adquiriendo cada vez mayor protagonismo por las implicaciones económicas y de ayuda al sector sanitario que ha tenido la gestión de la pandemia.

Las Unidades Militares de Emergencias (UME), creadas en 2005 por el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero, han colaborado en las labores de desinfección e instalación de hospitales de campaña. Se han desplegado por todo el territorio, incluso en aquellas regiones más refractarias ante la presencia del Ejército, y han contado con el agradecimiento de la mayoría de la población.

Gráfico del sondeo sobre la valoración a los ministros (2). E.E.

Al frente de esta unidad está Margarita Robles, que ha ganado enteros dentro del Gobierno en cada una de sus intervenciones públicas, ya fuera cuando respondió a las declaraciones del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la BBC acusando a España de las muertes en la región o desmarcándose del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, respecto a la libertad de prensa.

El envío de la UME a las residencias de la tercera edad -competencia de Iglesias y de las Comunidades Autónomas- también fue decisión de la ministra de Defensa. Su emotivo discurso en el cierre de la morgue en el Palacio de Hielo transmitiendo a las familias que las víctimas "han estado acompañadas" en todo momento ha sido aplaudido por la mayoría de los ciudadanos.

Alejadas de Podemos

Por lo que respecta a Calviño, la ministra está gestionando la reapertura progresiva a la actividad económica, además de asistir por videoconferencia a varias reuniones del Eurogrupo para negociar el paquete de ayudas de la Unión Europea para atajar las consecuencias económicas de las crisis sanitaria. Tanto Robles como Calviño forman parte del sector del PSOE más alejado de las posiciones de Podemos.

El distanciamiento entre Calviño y el vicepresidente segundo resulta tan notorio que Sánchez trató de mostrar unidad durante el inicio de la crisis con una comparecencia conjunta de ambos dirigentes desde Moncloa. Pero la crisis del coronavirus no ha servido para acercar posturas entre la ministra de Economía e Iglesias.

Después de Robles y Calviño, los ministros más valorados -aunque sin lograr el aprobado- son el ministro de Agricultura, Luis Planas, con un 4,9 y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, con un 4,7. En el caso de Planas, el 27,8% de los consultados asegura “no tener información clara para valorar”. Les sigue la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, con un 4,4 (y el 25% de los encuestados que admite no tener suficientes elementos para valorar su gestión).

El ministro de Ciencia, Pedro Duque, se queda por detrás de Ribera con una puntuación de 4,3. El astronauta de carrera logró ser el ministro más valorado en el barómetro del CIS pero esta crisis ha hecho que se mantuviera en un segundo plano. La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya (4,2), la ministra de Política Territorial, Carolina Darias (4,1), el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo (4,1), la ministra de Industria, Reyes Maroto (4,0) y el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribe (3,9) conforman los siguientes puestos en la lista hasta llegar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que suspende con un 3,9 sobre 10.

Suspensos más severos

Al suspenso de Sánchez le sigue el insuficiente de María Jesús Montero, titular de Hacienda, con un 3,9 y el de Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, con la misma puntuación. El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta primera Carmen Calvo se quedan en un 3,8 y 3,7 respectivamente. Estas cualificaciones están por debajo de la normalidad cuando se valora a los dirigentes políticos. 

20200427-valoracion03

En la misma línea, no es hasta la diecisieteava posición que aparece un ministro de Podemos: Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, obtiene un 3,7 de nota entre los españoles. La titular de Trabajo fue duramente criticada por asegurar que los ERTEs no eran despidos y muchas de las medidas anunciadas por su ministerio a bombo y platillo, como el subsidio a los empleados del hogar, no se han puesto en marcha.

Los puestos finales en la valoración hecha por los españoles los ocupan los ministerios en manos de Podemos, con la excepción de Salvador Illa (3,7) que está al frente de Sanidad en este momento de crisis y caos para adquirir material sanitario.

Pese a la dramática y competida situación, el titular de Sanidad logra obtener mayor puntuación que el ministro de Consumo, Alberto Garzón (3,7), el titular de Universidades, Manuel Castells (3,4) -y ausente en esta crisis-, el vicepresidente Pablo Iglesias (3,3) y la ministra de Igualdad, Irene Montero, que cierra la evaluación con un 2,5 sobre 10.

Información sobre el coronavirus: