Albert Rivera ha fichado a José Manuel Villegas para el despacho de abogados que preside, el bufete Martínez-Echevarría. El que fuera su secretario general en Ciudadanos ya le acompaña en su nueva andadura. Según ha anunciado él mismo en redes sociales, la incorporación se consumó el pasado 15 de marzo.

Noticias relacionadas

Villegas, en esta empresa andaluza que ya trabaja en la ampliación de su infraestructura, desempeñará un cargo casi homólogo al que tenía en Ciudadanos. Será vicepresidente ejecutivo. Una vez más, mano derecha de Albert Rivera.

Este abogado catalán fue uno de los personajes míticos de los naranjas. Se mantuvo al lado de Rivera tanto en los días de gloria como en el descalabro. En cuanto se conocieron los resultados de las últimas elecciones generales, anunció su marcha. También confirmó, en una entrevista con este diario, que dejaría la política y regresaría a la sociedad civil.

"No cumplimos los objetivos y nos vamos. Es nuestro último servicio", sentenció. A diferencia de Rivera, que guarda sus explicaciones para su nuevo libro, Villegas sí contestó a las preguntas de los medios y expuso su teoría acerca del fracaso electoral de Ciudadanos. "Creo que levantar antes el veto al PSOE no hubiera servido de nada", razonó en la antecitada entrevista.

José Manuel Villegas, a petición del aparato, permaneció como secretario general de la gestora mientras duró la transición. El núcleo duro de Ciudadanos -o lo que quedaba de él- pidió al dimisionario que condujera la nave hasta el nombramiento de Inés Arrimadas. Y así fue.

No demasiado aficionado a dar titulares, cerebro en la sala de máquinas de la formación liberal, fue uno de los artífices de la expansión nacional del partido. Aunque enfrentado a Rivera en los orígenes de Ciudadanos, una vez engrosó su equipo no se separó de él.

Ahora, sus caminos han vuelto a cruzarse. La cabeza del bufete Martínez-Echevarría será la misma que la de Ciudadanos hasta hace un telediario.

El propio Villegas, en su cuenta de Twitter, ha informado de que su fichaje se produjo en febrero, a pesar de que la incorporación llegara en marzo. "Me hace mucha ilusión volver a la abogacía y afrontar este nuevo proyecto profesional como vicepresidente ejecutivo. En este difícil momento, con el empuje de toda la sociedad saldremos adelante".