El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha anunciado este jueves que están trabajando para crear en la Cámara Baja una comisión de investigación sobre las supuestas donaciones millonarias desde cuentas bancarias en el extranjero vinculadas al rey emérito Juan Carlos I porque, de confirmarse, se trataría a su juicio de un asunto "enormemente lesivo" para la democracia española, según el grupo confederal.

Noticias relacionadas

Este asunto prevé convertirse en una nueva discrepancia con sus socios del PSOE en el Gobierno de coalición, ya que los socialistas ya han adelantado que no apoyarán la comisión. El PSOE recuerda que los letrados del Congreso de los Diputados han rechazado con anterioridad admitir a trámite iniciativas similares, que precisamente presentó Unidas Podemos junto a otras formaciones en 2018.

"Vamos a trabajar en el Congreso hablando con los demás grupos parlamentarios para tratar de incluir una comisión de investigación que pueda llegar al final de este asunto y que pueda disipar las dudas e investigar a qué se ha dedicado el rey emérito durante los años que fue Jefe del Estado", ha asegurado Echenique en un mensaje que ha difundido este jueves en las redes sociales.

"Somos republicanos"

Según Echenique, "una democracia sana y moderna no puede permitirse sospechas tan graves sobre la Jefatura del Estado". "Nosotros somos republicanos, pensamos que el jefe del Estado se debería elegir democráticamente, pero esto no es un tema de ser republicano o monárquico, sino que debería ser la voluntad y la intención también de las personas que sean monárquicas que se despeje toda duda del comportamiento presuntamente corrupto del rey emérito"; ha ahondado.

Precisamente este jueves ERC y el Grupo Plural, integrado por Junts, Compromís, Más País y el Bloque Nacionalista Galego (BNG), ya han registrado en el Congreso la petición para crear una comisión de investigación sobre las presuntas ilegalidades cometidas por Juan Carlos I, después de la que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón solicitara, en una comisión rogatoria a las autoridades suizas, todas las indagaciones que la justicia del país helvético ha realizado desde 2018 sobre los presuntos testaferros del exmonarca.

Nueva grieta con el PSOE

El grupo confederal que integran Podemos, IU, En Comú Podem y Galicia en Común ya está en conversaciones con ellos y con el resto de formaciones de la Cámara, para que pueda salir adelante una comisión de investigación sobre las presuntas irregularidades de Juan Carlos I. No obstante, no es previsible que esta iniciativa tenga éxito, por la negativa del PSOE.

El anuncio de Unidas Podemos de este jueves de apostar por investigar a Juan Carlos I en el Congreso llega en una semana especialmente crítica en el Gobierno de coalición con el PSOE, que tiene abiertos varios frentes de tensiones por discrepancias entre Ministerios liderados por Unidas Podemos y por socialistas.

Carta al rey emérito

La organización que lidera Pablo Iglesias ya intentó sin éxito en 2018, hasta en tres ocasiones, que se creara una comisión de investigación sobre el rey emérito, tal y como ha recordado el PSOE. Ante el reiterado rechazo de la Mesa, los de Iglesias llegaron incluso a mandarle una carta a la Casa Real para que Juan Carlos I compareciera a petición propia.

Conscientes de esas dificultades que tuvieron en 2018, Echenique ha asegurado ahora que van a tener "que afinar muy bien jurídicamente" la petición para crear esa comisión de investigación, para que no se la vuelvan a rechazar argumentando que "el Rey es inviolable". Según el dirigente morado, "la jurisprudencia actual dice que durante su mandato esa inviolabilidad es vigente, pero quizás no cuando dejó de ser Rey".

Intentos fallidos

En concreto, Unidas Podemos registró en julio de 2018, junto a ERC, Compromís, PDeCAT y Bildu, una petición similar para crear una comisión que investigara las supuestas actividades irregulares del Rey Juan Carlos mencionadas en una conversación grabada por el excomisario José Manuel Villarejo a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga del monarca.

Esta petición fue rechazada por primera vez en septiembre de 2018 por la Mesa del Congreso, con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos, que alegaron que la iniciativa carecía de encaje constitucional, conforme al criterio reiteradamente expresado por los servicios jurídicos de que el Legislativa controla al Ejecutivo, pero no a la Jefatura del Estado, sobre la que no tiene competencias.

Tras esta primera negativa, Unidas Podemos recurrió, matizando que las investigaciones que pretendía que se llevaran a cabo afectaban a las actividades del Rey a partir de 2014, cuando dejó de ser inviolable por su abdicación en junio de ese año.

No obstante, ese cambio no fue suficiente, y la Mesa volvió a rechazar la petición a finales de octubre. PP, PSOE y Ciudadanos alegaron entonces que, según los servicios jurídicos, la Corona está constitucionalmente protegida y que lo que se pretende investigar es anterior a la abdicación.

En un tercer intento, el grupo confederal presentó otro recurso en noviembre de 2018, al que tuvo acceso Europ Press, en el que defendía que los argumentos esgrimidos por la mayoría de la Mesa daban a entender que "la figura de la inviolabilidad establecida en el artículo 56.3 de la Constitución" que afectaba a Juan Carlos I tiene "efectos permanentes". Sus esfuerzos fueron en vano, ya que una vez más la Mesa rechazó la nueva petición.

Como consecuencia, Unidas Podemos decidió remitir a la Casa Real una carta dirigida a Juan Carlos I para pedirle que compareciera a petición propia en el Congreso de los Diputados, para que explicara "su actividad institucional como jefe del Estado durante más de 38 años y como rey emérito desde 2014", y aclarara si está implicado en casos de corrupción.

"Creemos que usted tiene derecho a dar su versión con todas las garantías y que el pueblo español tiene también derecho a escucharle", aseguraban en su misiva, en la que también defendían que "el derecho a la verdad es previo al debate acerca de la protección otorgada por la inviolabilidad e irresponsabilidad de la jefatura del Estado durante el ejercicio de sus funciones".

La decisión de Unidas Podemos de este jueves llega después de que en enero se negaran en la Mesa a apoyar una iniciativa de la CUP que buscaba forzar la comparecencia ante la Cámara del Rey Felipe VI para dar cuenta de las noticias sobre supuestos sobornos de la empresa semipública española Defex para conseguir contratos de armamento en Arabia Saudí, un caso que investiga la Fiscalía Anticorrupción.