La nueva delegada del Gobierno para la Violencia de Género, la dirigente de Podemos Victoria Rosell, ha planteado este lunes la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución en la Región de Murcia si su Gobierno no retira el pin parental de su sistema educativo.

Noticias relacionadas

"Hay cauces jurídicos que no tienen por qué ser judiciales y pueden ser administrativos", ha valorado en una entrevista en la Cadena SER, "imagínese el 155 en Murcia", ha dicho en referencia al citado apartado de la Carta Magna. "Si falla el diálogo político", ha añadido Rosell, podría tomarse "un camino similar al de Cataluña con la actuación unilateral para quebrantar el ordenamiento jurídico".

Los planes del Ejecutivo central parecen ser otros. La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha comparecido también este lunes para dar al Gobierno murciano un mes de plazo para "restaurar la legalidad" y retirar el "veto parental" antes de acudir a los tribunales de Justicia.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha asegurado que el pin parental "busca normalizar la desobediencia de la derecha frente a la ley" y ha augurado que lo próximo será un "pin fiscal".

En su cuenta en Twitter, Iglesias ha calificado la medida impulsada por Vox, que permite a los padres autorizar la asistencia de sus hijos a clases con contenidos sobre diversidad afectivo-sexual, como "un ataque contra la educación pública y las familias que la necesitan".

Murcia responde

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha advertido al Gobierno central que no va a negociar "la libertad y los derechos de los padres de la Región de Murcia, ya que eso es innegociable", en referencia al 'pin parental' y le ha sugerido que mire a Cataluña si quiere aplicar el artículo 155.

De esta forma se ha referido López Miras al requerimiento del Ministerio de Educación, que da un mes a Murcia para que retire el pin parental o llevará a la Región a los tribunales.

El presidente murciano ha lamentado que cada día intenten "subir el tono desde el Gobierno, el PSOE y Unidas Podemos para que no se hable de lo que se tiene que hablar, y es de cómo están poniendo al servicio de los intereses de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias las instituciones, y de cómo han nombrado a una diputada del PSOE fiscal general del Estado".

"¿Qué broma es esta?"

El PP ha calificado este lunes de "extrema frivolidad de la extrema izquierda" que la futura delegada del Gobierno para la Violencia de Género haya sugerido la posibilidad de aplicar el 155 si sigue adelante con el pin parental.

"¿Pero qué broma es esta? La delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, propone aplicar el 155 en Murcia. Extrema frivolidad de la extrema izquierda", ha asegurado el PP que dirige Pablo Casado en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.