José Luis Ábalos, ministro y mano derecha de Pedro Sánchez, también es maestro. Y este sábado ha dado un mitin en Murcia, ahora en el punto de mira por la aplicación del pin parental. Dos circunstancias que le han empujado a hacer de su arenga una enmienda a la totalidad de esta medida que ha bautizado como "veto parental".

Noticias relacionadas

Sin remilgos, ha culpado a Partido Popular, Vox y Ciudadanos de haber convertido Murcia en "un banco de pruebas de la ultraderecha y el fascismo". A ojos del socialista valenciano, estos tres partidos "no respetan la Constitución ni los derechos de la infancia".

"Tengo hijos. A mí jamás se me ha ocurrido decirles a sus maestros cómo les tienen que enseñar (...) No hace falta que sean socialistas, me basta con que crezcan en libertad", ha apostillado visiblemente encendido.

"Gritan libertad mientras atentan contra la igualdad. Me produce bastante sonrojo... Es espeluznante. Quieren llevar el conflicto a las escuelas y enfrentarse a los maestros", ha clamado Ábalos en el Congreso Regional del PSOE murciano.

El también secretario de Organización del partido ha asegurado que el "veto parental" le recuerda a "cuando estudiábamos formación del espíritu nacional": "No vamos a consentir que nos lleven a esa España en blanco y negro".

"La derecha se lo permite todo cuando está fuera del poder. ¡Y luego se dicen constitucionalistas! Esto -el pin parental- es preconstitucional", ha continuado un Ábalos que ha dedicado a este asunto el grueso de su discurso.

El ministro de Fomento -ahora Transporte, Movilidad y Agenda Urbana- ha encuadrado el pin parental en un plan más amplio fraguado por el "ultraderecha", en la que engloba a PP y Ciudadanos como "zombis inoculados por su alma".

"Lo siguiente será la insumisión fiscal, una especie de objeción de conciencia para no pagar impuestos". Lo ha dicho en referencia a esas reuniones entre los gobiernos autonómicos del PP con el objetivo de sortear una posible subida impositiva por parte del Ejecutivo central.

Palabras para Arrimadas

El Gobierno de la Región de Murcia está formado, en coalición, por Partido Popular y Ciudadanos. Lo sostiene Vox desde fuera. Un motivo que ha utilizado Ábalos para cargar continuamente contra los de Inés Arrimadas.

El ministro ha recordado un mitin de la actual líder de los liberales en Murcia, en el que, según Ábalos, prometió un cambio para que no "gobernaran los mismos". "¡Es que no se me borra! Me martillea la memoria. Ni siquiera son los mismos. Ahora van de la mano de la ultraderecha y el fascismo".

"Si siguen así -en relación a Cs- acabarán en la nada o en las filas del PP. Yo ya no hablo de las tres derechas. Son dos y un cuarto, porque para lo que queda... Ya se ha demostrado que útiles no son, pero ¿inteligentes? Son aventureros irresponsables", ha cargado Ábalos.