(Efe)

El intenso último año de Francisco Igea, actual vicepresidente de la Junta de Castilla y León y líder autonómico de Ciudadanos, ha estado marcado por acontecimientos que permiten entender que ahora amague con poner en duda el liderazgo de Inés Arrimadas presentando candidatura alternativa para dirigir el partido.

Noticias relacionadas

Por la cabeza de Igea no pasaba hace un año ostentar sus actuales cargos, pero sí tenía ya 'la mosca detrás de la oreja' por la posibilidad de que su partido apostara por la exdirigente del PP Silvia Clemente para pelear por la Presidencia del Gobierno autonómico.

Esa circunstancia, que entendía como un error de la dirección nacional de Ciudadanos, fue la que le llevó a dar el paso de presentarse a unas primarias que, una vez descubiertas las irregularidades que le perjudicaron, le dieron la candidatura autonómica en un escenario que recuerda en algunos puntos al momento que vive actualmente a nivel nacional: "Subestiman al afiliado", repite ahora su entorno sobre la dirección.

Igea era entonces diputado por Valladolid y ejercía de portavoz en materia de Sanidad. En menos de 12 meses su vida y su carrera política han dado un giro ostensible, con varios hitos sorprendentes, con visitas al juzgado como consecuencia de las irregularidades detectadas en las primarias y con sonoros encontronazos con la dirección nacional de su partido.

Ahora, si Inés Arrimadas no asume "principios de democratización" del partido y de "mayor participación de los afiliados" que Igea defiende, está a un paso de presentar una candidatura alternativa como colofón a un intenso año que ha tenido estos diez momentos culminantes:

1.- Igea da el paso para defenestrar a Clemente

El runrún de las candidaturas autonómicas en Ciudadanos de Castilla y León comenzó en enero, pero todo cambió la mañana del 21 de febrero de 2019, cuando la entonces presidenta de las Cortes, Silvia Clemente (PP), dimitió y cargó duramente contra los dirigentes de su partido. Era el paso previo para, solo unos días después, convertirse en la apuesta de la dirección nacional de Cs para optar a la presidencia de la Junta.

Ante esto, Igea convocó a los medios y anunció que optaría a ser el candidato porque Clemente no era "la candidata ideal" y no encarnaba "la regeneración que siempre había propugnado Ciudadanos".

2.- Primarias en Castilla y León

Unos 1.500 afiliados estaban llamados a elegir entre Igea y Clemente. En su campaña, el primero reconoció que optó por "montar un pollo" -al presentarse- para no "mirar hacia otro lado" ante lo que consideraba un error: Clemente.

A mediodía del 9 de marzo, Cs informó de que Clemente ganaba las primarias, con 561 votos frente a 526 de Igea, quien al instante reconoció la ajustada derrota en un emotivo acto con afiliados. Pero animados por esos 35 votos de diferencia, un par de seguidores de Igea recurrieron a la photo finish y le alertaron de que algo raro había pasado. La suma de los votos de los candidatos que participaron era superior al número de votos emitidos, 81 más.

3.- Cs paraliza la proclamación

Con Igea ya convencido de que había habido irregularidades en la votación telemática y con la evidencia de que la suma de votos aportada por el propio partido no concordaba con el censo, la dirección nacional de Cs decidió el 10 de marzo, ante una reclamación de Igea, paralizar la proclamación oficial de la candidatura de Clemente.

Fue un día después, el 11-M, cuando Cs asumió que Igea tenía razón y que había ganado las primarias, con 526 votos frente a los 479 de Clemente. La disputa interna por el llamado 'pucherazo' de las primarias de Castilla y León no había hecho más que comenzar.

4.- Fiscalía investiga las irregularidades

Una denuncia anónima puso a la Fiscalía de Valladolid sobre la pista del supuesto 'pucherazo' y llamó a Igea a declarar. En ese momento, se mostró conforme con la actuación del partido por no "esconder la cabeza ni tolerar las irregularidades", aunque posteriormente ha pedido una mayor premura sobre la investigación interna, que aún se mantiene sin cerrar, tanto en Cs como en los juzgados.

5.- Éxitos electorales

El éxito electoral de Cs en Castilla y León en las generales del 28 de abril de 2019, traducido en ocho diputados, lanzó a Igea para la posterior campaña de las autonómicas y sirvió para mitigar el sabor de boca generado por las irregularidades en las primarias.

En las autonómicas del 26 de mayo, los más de 200.000 votos conseguidos dieron 12 procuradores autonómicos a Cs, que se convirtió en la llave del Gobierno de Castilla y León. Pese a que inicialmente todo hacía indicar que se decantaría por pactar con el ganador de las elecciones (el PSOE), la dirección nacional de Cs marcó rápidamente el camino a seguir: el PP era el socio preferente para los gobiernos autonómicos.

6.- Rechaza el "no " a Sánchez

Junto a Luis Garicano, Javier Nart y Fernando Maura, Igea fue uno de los integrantes de la Ejecutiva Nacional de Cs que, en su reunión del 24 de junio, votó en contra del "no" a la investidura del socialista Pedro Sánchez, ya que era partidario de lanzar una propuesta de negociación al PSOE para situarse en el centro. Esta votación se produjo con las negociaciones autonómicas con el PP aún abiertas, aunque ya encarriladas.

7.- La "novia" dijo sí al PP

Igea presumió durante la campaña electoral de haber convertido a Cs en una especie de "novia" a la que cortejaban tanto el PP como el PSOE. Finalmente, tras una negociación en la que tuvieron un papel crucial las dos direcciones nacionales, Cs le dio el 'sí quiero' al PP, pese a que Igea tensó la cuerda en varios momentos del 'noviazgo', como cuando exigió apartar a alcaldes y otros cargos que llevaran en el mismo 8 años, o cuando vetó al consejero de Fomento.

8.- Absuelto de amenazas

Fue él mismo quien el 2 de septiembre anunció que había sido denunciado por un afiliado de su partido como supuesto autor de un delito de amenazas leves proferidas en plenas primarias.

Tras un proceso judicial que se prolongó durante más tiempo del esperado, condicionado también por los procesos electorales, Igea declaró junto a su denunciante ante el juzgado y fue absuelto, al considerar la jueza que no había quedado acreditado que las amenazas se produjeran.

9.- Batacazo y dimisión de Rivera

Igea se mostró crítico con la estrategia seguida por Ciudadanos de cara a las elecciones generales del 10-N, que supusieron un duro golpe para las aspiraciones de este partido, al quedarse con solo diez diputados en el Congreso y perder los ocho que tenía en Castilla y León.

La dimisión de Albert Rivera como presidente de Cs fue recibida por Igea con cierta frialdad: "Gracias por tanto", se limitó a decir en un mensaje de Twitter. Tras esto declaró que la "líder natural" del partido pasaba a ser Inés Arrimadas, aunque pidió recuperar para la causa a Toni Roldán y cambiar de estrategia.

10.- Audios contra la gestora

La voz de Igea resonó en muchas radios y televisiones del país por sus críticas a la manera en que fue elegida la gestora de su partido, que calificó de "bochorno": "Lo ocurrido no se parece a la libertad que yo sueño", llegó a decir en una reunión interna cuyos audios fueron filtrados.

Tras conocer que la gestora ha destituido a algunos líderes autonómicos críticos y designado a decenas de cargos en el ámbito autonómico y provincial, Igea ha dimitido de su cargo como secretario de Programas en Castilla y León y ha retado a Inés Arrimadas a que presente ya su modelo de partido.

De no asumir esta ciertas medidas de mejora democrática y de mayor participación de los afiliados, promoverá una candidatura alternativa. Lo que no se sabe aún es si la encabezará él u otro dirigente. ¿Su amigo Luis Garicano?