El desafío independentista al Estado de Derecho sigue siendo uno de los principales motivos que influye en el voto de los españoles. Según el último barómetro del CIS, “lo que ha ocurrido últimamente en Cataluña” ha tenido incidencia para arrastrar al 24,2% de los ciudadanos a las urnas.

Noticias relacionadas

Es decir, uno de cada cuatro electores ha valorado la crisis catalana entre las principales cuestiones para decidir el sentido de su voto.

Por contra, únicamente el 5,7% de los encuestados ha considerado la exhumación del dictador Francisco Franco como un argumento de peso para influir en la elección de la papeleta. Al 93,9% de los consultados, en cambio, ese hecho les dejó indiferentes en su cita con las urnas del pasado 10 de noviembre.

Votar en bloque

Del barómetro del CIS se desprende que la que fue una de las propuestas estrella de la legislatura frustrada de Pedro Sánchez para volver a convocar elecciones y obtener réditos electorales no ha convencido tampoco a sus votantes.

El despliegue para la exhumación del cadáver fue también muy criticado y sus socios prioritarios de Podemos intentaron que la formación socialista no capitalizara una “victoria” que, según afirmó Pablo Iglesias, era de las asociaciones a favor de la Memoria Histórica. El hecho de que se llevara a cabo con celeridad tan solo dos semanas antes de los comicios generales tampoco contribuyó a generar un ánimo alejado de la crispación política que debe primar en un contexto electoral.

Otro de los datos interesantes que arroja el barómetro elaborado por José Félix Tezanos es el hábito consolidado de los electores de votar en bloque en el Senado, pese a la opción de elegir entre tres senadores de distintas formaciones.

Solo el 9,8% de los españoles optaron por elegir a candidatos de diferentes partidos, mientras que el 80,1% apoyó a los senadores del mismo partido que votó para el Congreso de los Diputados.

Supera a la derecha

Aunque todavía no han pasado los cien días de gracia que se conceden al nuevo Ejecutivo, el CIS refleja que la alianza entre PSOE y Podemos no les ha perjudicado en sus expectativas electorales. 

La suma de la izquierda no nacionalista (PSOE, Unidas Podemos y Más País, incluyendo a Compromís porque se presentaron juntos) es del 43,4% del electorado, mientras que la derecha no nacionalista (PP, Vox, Ciudadanos y Navarra Suma) se quedaría en el 41,1%.

El trabajo de campo se llevó a cabo entre el 29 de noviembre y el 19 de diciembre de 2019, antes de conocerse el pacto del PSOE con ERC pero tras el inicio de sus negociaciones.