Ahora que el Congreso ha echado a andar, Inés Arrimadas afronta un desafío: abrir un espacio en el centro frente a la izquierda y la derecha. En un debate de trinchera, de calificativos y gritos, el objetivo se antoja complicado. "Necesitamos centro, moderación, igualdad y respeto", ha transmitido la portavoz de Ciudadanos desde la tribuna.

Noticias relacionadas

Arrimadas ha tratado de ser contundente frente a las "cesiones" de Pedro Sánchez, pero su partido no ha formado parte de los gritos vertidos contra EH Bildu desde los asientos de PP y Vox. "Los españoles quieren una alternativa de sentido común", ha dicho la líder de un grupo parlamentario que acaba de sufrir la mayor debacle de su corta Historia.

"Pedro Sánchez necesita la trinchera. Su gasolina son los extremos", ha razonado Arrimadas ya con la vista puesta en el secretario general del PSOE. A partir de ahí, ha vuelto a dedicar el grueso de su discurso a buscar "un valiente" que vote contra su propio líder: "¿No hay ninguno en esa bancada?".

Tras hacer un repaso a las ocasiones en las que se ha quebrado la disciplina interna en el PSOE, ha vuelto a cargar: "¡Sáltensela ahora por la igualdad de todos los españoles!". Según ha razonado Arrimadas, que ya no apuesta por el veto a Ferraz, "este gobierno preocupa a muchísima gente".

"Las cesiones al nacionalismo, la entrada del comunismo, los ataques a las instituciones y los jueces... Fíjense en cómo han cambiado los votos de Ana Oramas y el PRC", ha insistido Arrimadas a los diputados socialistas. Uno de ellos, en ese instante, ha alzado el libro de Sánchez, titulado Manual de resistencia.

En palabras de Arrimadas, "ceder ante el nacionalismo no es socialdemocracia ni progresismo, sino desigualdad". "Todos los españoles han visto cómo ha regalado a Esquerra Republicana una consulta que se celebrará sólo en Cataluña", ha afirmado.

Justo antes de Arrimadas, ha intervenido en la tribuna Montserrat Bassa, hermana de Dolors, encarcelada por el procés, que ha dicho: "Nos importa un comino la gobernabilidad de España". Una frase que la de Ciudadanos ha recordado a Sánchez: "Se lo dicen aquí y a la cara".

En relación a la cita de Manuel Azaña que ha utilizado Sánchez, Arrimadas ha elegido otra para devolver el golpe. El presidente de la República dijo de Companys, que proclamó el Estado catalán: "Ha vivido no solamente en la desobediencia, sino en una franca insubordinación".

"¡Usted se queda impasible cuando ERC insulta al Rey. Pudo haber aislado a populistas y nacionalistas, pero ha preferido hacerles la pelota. Se ha olvidado del constitucionalismo", ha zanjado Arrimadas.