La investidura más polémica y con más partidos implicados de la historia de la democracia deja un reguero de pactos que van desde pequeñas concesiones en el ámbito de lo local hasta la ruptura del consenso constitucional vigente desde la aprobación en referéndum de la Constitución en 1978. Hasta qué punto esos pactos quedarán en papel mojado o se aplicarán a rajatabla es a día de hoy una incógnita. Lo único seguro es que, de cumplirse todos o la mayoría de ellos, la España de 2024 no se parecerá en nada a la de 2019.

Noticias relacionadas

La siguiente no es una simple reproducción de los pactos firmados por el PSOE, sino una traducción de los mismos a lenguaje llano. Traducción que hace caso omiso de la retórica ambigua con la que se han pretendido enmascarar sus cláusulas más controvertidas

1. Los pactos con el PNV

1.1 El PSOE se ha obligado a informar al PNV de todas las políticas que desee implementar y a llegar a un acuerdo satisfactorio con los nacionalistas en caso de discrepancia sobre esas políticas. En la práctica, esta cláusula le otorga al PNV poder de veto sobre las políticas que aplicará el PSOE en el resto de España. 

1.2 Renuncia a los tribunales como método de solución de conflictos en beneficio de los pactos políticos. Supone asumir que la ley no será un obstáculo para la consecución de los objetivos políticos de los nacionalistas, por inconstitucionales que sean estos. 

1.3 Traspaso de las competencias pendientes. El acuerdo no especifica cuáles son esas competencias. 

1.4 Expulsión de la Guardia Civil de Navarra, mediante el subterfugio del traspaso de la competencia de Tráfico a la comunidad. Implica asumir la idea de que el PNV puede decidir sobre las competencias de una comunidad vecina en beneficio propio. 

1.5 Adecuar la "estructura del Estado" al reconocimiento de "las identidades territoriales". La ambigüedad de la formulación abre la puerta a cualquier tipo de alteración de la estructura del Estado. Algo que no parece posible sin una previa reforma de la Constitución. 

1.6 Un nuevo Estatuto soberanista para el País Vasco que reconozca a la comunidad autónoma como nación. Un pacto que se ha enmascarado bajo la fórmula "atendiendo a los sentimientos nacionales de pertenencia".

1.7 Más inversión en infraestructuras en el País Vasco, y especialmente en el Tren de Alta Velocidad en la comunidad. 

1.8 Cumplir los acuerdos a los que se comprometió Pedro Sánchez cuando negoció el apoyo del PNV a la moción de censura contra Mariano Rajoy. El pacto no especifica cuáles fueron esos acuerdos. 

1.9. Impulsar la participación del País Vasco en las instituciones de la Unión Europea, como si la región fuera un Estado soberano y no una comunidad autónoma española. 

1.10 Obligación de pactar con el PNV las políticas fiscales a aplicar en el resto de España. En la práctica, y como en el caso del punto 1.1, le otorga a los nacionalistas vascos la posibilidad de vetar aquellas políticas que puedan jugar en contra de los intereses vascos, aunque beneficien al conjunto de los ciudadanos españoles.

1.11 Concesión al PNV de la posibilidad de determinar los objetivos de déficit de Navarra. De nuevo, implica asumir que el PNV puede determinar las políticas de comunidades en las que no gobierna. Implica también asumir que Navarra no es más que una provincia más del País Vasco. 

1.2 Apoyo a la creación de las selecciones deportivas vascas.  

2. Los pactos con Compromís

2.1 Reforma del sistema de financiación autonómica de la comunidad valenciana. El PSOE se ha comprometido a presentar una propuesta en el plazo de ocho meses desde la investidura. 

2.2 Financiación del 50% de las necesidades presupuestarias de la ley de dependencia en la comunidad valenciana. 

2.3 Compromiso para la ejecución de varias infraestructuras ferroviarias. El PSOE se compromete también a cumplir el Estatuto autonómico valenciano en lo referente a lo que en el pacto se denominan "inversiones territorializadas". 

2.4 Compromiso general de defensa de los productos agroalimentarios valencianos, y en especial de los cítricos. Es decir, de las naranjas. El PSOE se obliga a estudiar el impacto que los convenios de libre comercio con terceros países, y especialmente con Mercosur, tienen en los productos valencianos. El PSOE se compromete también a mitigar las pérdidas que esos convenios puedan provocar entre los agricultores valencianos.  

2.5 Compromiso para la construcción de varias infraestructuras hídricas. El PSOE también se ha comprometido a garantizar el suministro de agua en las cuencas valencianas. 

2.6 El pacto con Compromís incluye los habituales acuerdos genéricos respecto al respeto al medio ambiente. En algunos casos, esos acuerdos serán dotados de presupuesto para la realización de estudios y nuevos proyectos medioambientales. 

2.7 Gratuidad del tramo de la AP-7 entre Tarragona y Alicante. 

3. Los pactos con ERC

3.1 Convocatoria de una mesa de diálogo "entre Gobiernos" y al margen de los canales habituales. Entre ellos, el Parlamento autonómico catalán, el Congreso de los Diputados y las comisiones bilaterales ya existentes. 

3.2 Compromiso de someter a "consulta" el pacto que salga de dicha mesa. Dado que el PSOE se ha comprometido a que en esa mesa haya "libertad de contenidos", la consulta podría versar sobre un Estatuto que reconociera a Cataluña como nación, o incluso acerca de la celebración de un referéndum de autodeterminación camuflado bajo una denominación ambigua. 

4. Los pactos con ¡Teruel Existe!

4.1 Paralización del cierre de las taquillas de venta de billetes de tren en 142 estaciones de RENFE. 

4.2 Aprobación de un pacto estatal contra la despoblación, dotado de financiación específica. 

4.3 Cuatro infraestructuras: los ejes de la A-68, la A-40 y la A-25, y el corredor de altas prestaciones Cantábrico-Mediterráneo. 

4.4 Banda ancha en toda la provincia de Teruel. 

5. Los pactos con el BNG

5.1 Genéricamente, el PSOE se ha comprometido a aplicar en Galicia cualquier pacto al que llegue con los gobiernos de Cataluña y el País Vasco y especialmente de los que impliquen una modificación de la "estructura del Estado".

5.2 El pacto con el BNG incluye también el ya habitual "reconocimiento de los sentimientos nacionales de pertenencia". Es decir, el reconocimiento de Galicia como nación y la ruptura de la soberanía nacional.