El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado este jueves que "nada ha cambiado jurídicamente" tras la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) sobre el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, y se ha comprometido a dar la batalla tanto en España como en Europa para que el líder republicano "cumpla su condena" y el expresidente catalán Carles Puigdemont se siente en el banquillo y acabe en "la cárcel".

Noticias relacionadas

Tras una reunión con los consejos de dirección del Grupo Popular en el Congreso y el Senado, Casado ha dicho que Junqueras "sigue siendo un delincuente condenado en firme" y el expresidente catalán "un prófugo de la Justicia española".

En este sentido, ha dejado claro que tras esta resolución europea "nada ha cambiado jurídicamente". "El PP va a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que Junqueras cumpla su condena y Puigdemont responda ante sus delitos en el banquillo. Con pleno respeto a la independencia judicial y la separación de poderes en España, el PP cree que Junqueras debe seguir en la cárcel y Puigdemont debe acabar en la cárcel", ha enfatizado.

Casado, que ha defendido el procedimiento judicial a los condenados por el 'procés' que dieron un "golpe" al Estado, ha apelado al Gobierno en funciones para que "ejerza su responsabilidad en Bruselas" tras esta decisión judicial del TUE. A su entender, el Estado no puede estar "inerme" en las instituciones comunitarias.

En el caso del PP, ha avanzado que liderarán en la sociedad española y en el Parlamento una respuesta que "se extenderá a las instituciones comunitarias". "No todos los partidos pueden decir que forman parte de una familia política en Europa que no tienen otros partidos, que amparan las tesis de los separatistas", ha apostillado.

Batería de medidas del PP

Así, ha anunciado que presentará una batería de medidas para el "fortalecimiento del Estado" a través de distintos mecanismos. Entre ellas, ha citado que los prófugos de la Justicia que están fugados "no puedan ser electos"; la modificación de la euroorden para incluir en los mecanismos de entrega automática a los delincuentes reclamados por sedición y rebelión; la tipificación del delito de rebelión impropia; y tipificar el delito de referéndum ilegal.

Sobre este último aspecto, ha recordado que el PP ya ha registrado una iniciativa en el Congreso y ha recordado que Sánchez se comprometió a llevar a cabo esa reforma en campaña electoral. "No sé si ahora podrá hacerlo, después de las conversaciones que está manteniendo", ha agregado.

En este punto, ha destacado la "gravedad" de que el jefe del Ejecutivo en funciones esté "negociando" con "delincuentes" como Torra y Junqueras. "El PSOE no puede ser caballo de Troya del separatismo ni en el Gobierno de España ni en las instituciones europeas. Tampoco en las alcaldías y en la Diputación de Barcelona", ha manifestado en una declaración grabada que ha difundido el partido.

Dicho esto, ha dicho que su partido "tiende la mano al Gobierno en funciones para garantizar que la Constitución se cumpla en Cataluña y en el resto de la nación española, que es única e indivisible".

Arrimadas y la "fábrica de condenados"

En la misma línea se ha pronunciado Ciudadanos, que ha subrayado que la decisión de la Justicia europea  no cuestiona la condena que le impuso el Tribunal Supremo por el proceso independentista y tampoco ofrece impunidad al expresidente catalán Carles Puigdemont y al exconseller Toni Comín.

Además, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha afirmado que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, no puede tratar al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, "como a un interlocutor más" ahora que ha sido inhabilitado por la Justicia.

Así se ha pronunciado sobre la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que condena a Torra a un año y medio de inhabilitación por un delito de desobediencia por haber mantenido la pancarta por la libertad de los políticos independentistas presos y el lazo amarillo en la fachada del Palau de la Generalitat y otros edficios públicos pese a la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de retirarlos en periodo electoral el pasado abril.

En un mensaje en Twitter, Arrimadas ha señalado que el proceso independentista catalán "es una fábrica de condenados" y ha recordado que la sentencia del TSJC llega después de que Cs lo denunciara ante la Fiscalía --aunque también lo hicieron otros partidos--.