Tras reunirse la gestora de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, su portavoz, ha reiterado que "no hay sobre la mesa" ninguna fórmula de coalición con el Partido Popular de cara a las elecciones vascas y gallegas, que se celebrarán en 2020. Los liberales acusan a Génova de lanzar "una campaña de desinformación" para, así, evitar la "verdadera pregunta": "¿Está dispuesto Pablo Casado al gran acuerdo constitucionalista con nosotros y el PSOE?".

Noticias relacionadas

Los populares llevan mucho tiempo presionando a los naranjas con una coalición que, según Casado, "daría más escaños a la derecha que a la izquierda". Rivera, en su día, lo rechazó de plano. Ahora, tampoco está esa opción en la cabeza de Inés Arrimadas. Rodríguez, ante los medios de comunicación, ha enfatizado en lo que considera una maniobra soterrada de los conservadores: "En lugar de ser responsables y hablar de una mesa a tres que desbloquee España, se ponen a hablar de coaliciones... Parece que quieren unas nuevas elecciones".

En las últimas semanas, el Partido Popular ha redoblado su apuesta por expandir la fórmula de "Navarra Suma" a País Vasco y Galicia, dos Comunidades a punto de una nueva cita electoral en las que Ciudadanos carece de implantación. Los naranjas no consiguieron diputados autonómicos en estos parlamentos ni siquiera en su momento de mayor auge.

Poco antes de las últimas elecciones generales, Rivera abortó el plan que trazaban a sus espaldas algunos dirigentes del País Vasco para concurrir allí junto al PP. Buena muestra de la desafección que ha venido mostrando Ciudadanos por la alternativa que le brinda Casado.

"La mesa a tres es una verdadera oportunidad. Existe una mayoría de 221 escaños -la suma de PSOE, PP y Cs- para desbloquear el país. Este sí que es el verdadero momento de sumar", ha incidido Rodríguez.

A Albert Rivera, según las fuentes consultadas por este diario, "no le sentó nada bien" que los de Casado "filtraran a la prensa la creación de España Suma sin comentárselo antes y cuando estaba fuera de Madrid". De ahí que, desde un principio, Ciudadanos haya concebido esta coalición como una especie de "abrazo del oso en busca de la absorción".

En los últimos días, además, cuadros de mando del Partido Popular han tocado a la puerta de reseñables dirigentes de Ciudadanos como Patricia Reyes, Begoña Villacís o Juan Carlos Girauta. Todos ellos han descartado la posibilidad de cambiar de camiseta.

Inés Arrimadas visitará Zarzuela este miércoles. Transmitirá al rey su intención: "Sumar con PP y PSOE para que haya un gobierno en minoría que no esté sostenido por los nacionalistas". "Si nuestra propuesta no triunfa, Gabriel Rufián decidirá sobre las inversiones en el tren de Extremadura", ha concluido Melisa Rodríguez.