El cementerio de Mingorrubio, en el distrito de El Pardo, se encuentra muy cerca de donde Francisco Franco vivió más de treinta años de su vida. Allí recala este jueves tras ser exhumado. A muy poca distancia, además, permanece una colonia de viviendas construida en su día para alojar a la escolta del dictador.

Noticias relacionadas

[Siga en directo la última hora de la exhumación de Franco]

El camposanto es de tamaño reducido, aunque permite el tránsito motorizado en su interior. El panteón más grande, que acoge a Carmen Polo -fallecida en 1988- y adonde irán a parar los restos de Franco, fue previsto por orden del régimen a finales de los sesenta. Es propiedad del Estado. El Gobierno ha ofrecido a la familia la venta del habitáculo, pero ha sido rechazada.

También se trata de uno de los cementerios con más nombres conocidos por metro cuadrado en toda España. Ministros, banqueros, expresidentes... Hasta un dictador extranjero, el dominicano Rafael Leónidas Trujillo.

Este lugar fue recomendado para la reinhumación por el Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid debido a estas tres circunstancias: la presencia de Carmen Polo, la compañía de varios gerifaltes del régimen y el carácter cerrado del panteón. El Gobierno de Sánchez, que siguió este consejo, lo ha blindado además con verjas reforzadas y sensores de seguridad. Estos son diez de los vecinos más conocidos de aquellos que lo recibirán.

1. Carmen Polo

La lápida de la esposa del dictador menciona a su marido y su título de señora de Meirás. Carmen Polo (1900-1988) fue inhumada allí tras su muerte. El entierro acogió a cientos de personas, que se presentaron en Mingorrubio para darle un último adiós.

El nicho, a ras de suelo, ya está acompañado por uno de características similares, que el Ejecutivo ha fabricado para tener preparada la exhumación de este jueves. Franco nunca especificó dónde quería ser enterrado, pero su mujer siempre creyó que su opción preferente fue Mingorrubio-El Pardo.

2. Joaquín Calvo Sotelo

Joaquín Calvo Sotelo (1905-1993) era hermano de José, cuyo asesinato el 13 de julio de 1936 fue uno de los principales desencadenantes de la Guerra Civil. De profesión dramaturgo, Joaquín cosechó sus cotas más altas de éxito tras el conflicto.

Fue tío de Leopoldo Calvo Sotelo, el segundo presidente de la democracia -sustituyó a Adolfo Suárez-. Su obra más renombrada se titula La muralla. Además, fue conocido como articulista habitual de periódicos.

3. Luis Carrero Blanco

Hombre de la máxima confianza de Franco, el almirante Luis Carrero Blanco (1904-1973) fue nombrado presidente del Gobierno. El dictador lo contemplaba como su sucesor. ETA, por medio de la famosa Operación Ogro, lo asesinó con una bomba que elevó el coche en el que transitaba hasta el tejado de un edificio.

Se le catalogaba como segundo hombre más poderoso del franquismo. Su familia posee un panteón en el cementerio de Mingorrubio-El Pardo, a pocos metros de donde reposará su compañero Francisco Franco.

4. Carlos Arias Navarro

Carlos Arias Navarro (1908-1989), ministro de gobernación de Franco, fue jefe de Gobierno tras el asesinato de Luis Carrero Blanco. Confirmado por el rey Juan Carlos I también tras el fallecimiento del dictador, se opuso a la Transición con un marcado inmovilismo. De ahí que fuera relevado por Adolfo Suárez.

Fue el encargado de anunciar a través de Televisión Española la muerte del dictador. Lo hizo con aquella mítica frase: "Españoles, Franco ha muerto". También está enterrado en Mingorrubio.

5. Fernando Fuertes de Villavicencio

Fernando Fuertes de Villavicencio (1901-1996) se unió a los sublevados durante la Guerra Civil. Se afilió a Falange. En su juventud, fue un buen extremo izquierdo, llegando a jugar en el Atlético de Madrid. También ostentó la vicepresidencia del club.

Se le recuerda como intendente general de la Casa de Franco y luego de la del rey Juan Carlos, que lo mantuvo a pesar del cambio de régimen.

6. Nemesio Fernández Cuesta

Nemesio Fernández Cuesta (1928-2009) encarnó algunos de los puestos económicos más importantes del régimen durante los últimos años de la dictadura. Arias Navarro lo nombró ministro de Comercio en 1974. Antes había sido subgobernador del Banco de España.

También se le recuerda por su faceta de periodista. Columnista habitual de ABC, llegó a dirigir la sección de Economía del diario fundado por Luca de Tena. En Mingorrubio, además de Fernández Cuesta, están enterrados otros cuatro ministros de Franco: Pablo Martín Alonso (Ejército), Demetrio Carceller Segura (Industria), Pedro Nieto Antúnez (Marina), Félix Álvarez-Arenas Pacheco (también Ejército).

7. José María López de Letona

José María López de Letona (1922-2018) fue uno de los últimos en llegar a Mingorrubio-El Pardo. Fue ministro de Industria durante el franquismo y gobernador del Banco de España durante los dos primeros años de la democracia.

En la Transición, dirigió algunas de las empresas más importantes del país. Llegó a ser máximo responsable de Banesto, pero dimitió tras la irrupción de Mario Conde y Juan Abelló.

8. Francisco Tomás y Valiente

Francisco Tomás y Valiente (1932-1996) fue jurista, historiador y escritor, además de flamante presidente del Tribunal Constitucional. Fue asesinado por ETA en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid.

Antes de que lo mataran a él, acuñó una frase que impulsó la oposición al terrorismo durante años: "Cada vez que matan a una persona, nos matan a todos un poco".

9. Juan José Rosón

Juan José Rosón (1932-1986) fue secretario general del sindicato universitario (SEU) durante los años sesenta. Primero docente en la escuela de radiodifusión y televisión, ejerció puestos de jefatura de TVE en las postrimerías del régimen. Ya en democracia, desempeñó la dirección de la cadena pública. También fue ministro del Interior con la UCD, entre 1980 y 1982.

10. Francisco Fernández Ordóñez

Francisco Fernández Ordóñez (1930-1992) fue ministro con tres presidentes distintos: Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo y Felipe González. Durante los mandatos de UCD, ostentó las carteras de Hacienda y Justicia. Con el PSOE, se encargó de Asuntos Exteriores.

También jugó un papel muy activo en la firma del Tratado de Maastricht, ya cuando estaba muy enfermo de cáncer. Su hermano Miguel Ángel fue gobernador del Banco de España.