Las últimas declaraciones de Quim Torra pidiendo "parar ahora mismo" los actos vandálicos no son suficientes para el Gobierno. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaskareconoce que "esperaba más" del president catalán y que "tenía que haber hecho una condena más clara y efectiva".

Noticias relacionadas

[Sigue en directo la última hora en Cataluña]

En una entrevista en RNE, Marlaska afirma que lo que hizo anoche Torra fue "arrastrar los pies" y que lo que necesitaba el Ejecutivo era "un pronunciamiento claro" contra la violencia en Cataluña. "Tiene que decidir si quiere ser un activista o el represente del Estado en Cataluña", ha afirmado para remarcar que quienes están detrás de los disturbios "no son infiltrados -como dice Torra- sino activistas".

Sobre Tsunami Democràtic asegura que siguen investigando quién o quiénes están detrás sin dar más detalles. "Lo que está ocurriendo es un movimiento minoritario muy violento y coordinado", ha dicho. 

El ministro ha anunciado además que en las próximas horas al menos 200 agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado llegarán a Cataluña. "Esto es algo que ya estaba previsto en este dispositivo", explica.