Tezanos vuelve a servirse del CIS como herramienta de propaganda del PSOE en la cuenta atrás para la repetición electoral del próximo 10-N. A través de un artículo convenientemente titulado '¿Cómo salir de los bloqueos políticos', el responsable del Centro de Investigaciones Sociológicas recomienda a los ciudadanos que no se dejen llevar por la "rabia" y pide concentrar el voto en "aquellos partidos que hoy por hoy pueden gobernar".

Noticias relacionadas

De esta manera, el sociólogo designado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez vuelve a dar munición a la oposición que le acusa de partidismo cada vez que emite una declaración. En el texto, difundido por la revista del CIS, Tezanos analiza cómo se ha llegado a la situación de bloqueo que ha derivado en la repetición electoral. 

"De nada servirá efectuar manifestaciones personales de rabia y frustración dramatizadas, ni atizar las llamas inquisitoriales en la búsqueda de culpables y chivos expiatorios". Para él, "lo único sensato es reaccionar con pragmatismo y con sentido de la utilidad de voto, concentrándolos en aquellos partidos que hoy por hoy pueden gobernar".

Según Tezanos, esto permitiría, entre otras cosas, emprender las "medidas legislativas de fondo que permitan desbloquear la democracia", en alusión a modificaciones que faciliten que se designe a un presidente en el Congreso si no hay mayorías alternativas al partido más votado.

Los culpables del 10-N

Con un argumentario coincidente con el del PSOE, Tezanos concluye que "los hechos concretos son que en España se ha bloqueado la posibilidad de gobernar al único partido que podía hacerlo". 

En el reparto de culpas, Tezanos hace distinción entre unos y otros. Los responsables últimos del bloqueo son, en su opinión, "aquellos que no han dado sus votos a esta posibilidad" poniendo "condiciones imposibles de cumplir o que resultaran gravemente erosivas a corto y medio plazo”, en clara referencia a Podemos.

"Por muchas excusas que quieran ponerse", continúa, "ése es el hecho concreto. Ya que no se puede dar la vuelta a un resultado electoral, pretendiendo que primen los criterios y las pretensiones de un partido o un líder minoritario, respecto al que ha sido claramente mayoritario".