Albert Rivera insiste en que ya existen "argumentos legales" suficientes para volver a aplicar el artículo 155 en Cataluña. Preguntado expresamente al respecto, ha mencionado "las embajadas", los "espías en los colegios", la "manipulación de TV3"... "PP y PSOE estuvieron de acuerdo en levantarlo y se equivocaron", ha apostillado en rueda de prensa el candidato liberal.

Noticias relacionadas

"Un presidente autonómico llama continuamente a la desobediencia. ¿No les parece suficiente?", ha argumentado ante los periodistas. El diagnóstico de Rivera es el siguiente: Cataluña se ha convertido en "el mundo al revés" y debe volver... "al Derecho".

En cualquier caso, Rivera ha reiterado que aplicar la Constitución es "obligatorio" y que no investirá a Pedro Sánchez tampoco en caso de que éste acepte aplicar el 155 -un extremo que hoy no está en los planes del presidente-.

"Los Mossos identifican a quienes ponen el himno de España y retiran lazos amarillos", ha apuntado el líder de Ciudadanos. En ese punto, ha cargado contra el presidente socialista por ser uno de los artífices de ese "mundo al revés": "¡El plan Sánchez es poner un cordón sanitario a los constitucionalistas!".

Según Rivera, el envío del requerimiento del 155 funcionaría como un claro mensaje a Quim Torra: "No la vais a volver a liar". A día de hoy, esgrime el liberal, el presidente de la Generalitat "campa a sus anchas" y diseña un clima en el que se "agrede a los periodistas" y se queman "banderas de nuestro país". "En la Cataluña de Torra, si eres independentista, todo eso te sale gratis", ha criticado.

"¿Se imaginan que eso sucediera en Francia o Estados Unidos?", ha argüido Rivera, tal y como clamó este miércoles en la sesión de control al Gobierno. "Estoy preocupado porque vuelven a las andadas. Torra sigue amenazando al Estado de Derecho. Ha anunciado que no acatará la sentencia". Con estas palabras, el líder de Ciudadanos ha dejado entrever que no le tranquiliza el pinchazo de la última Diada.

Y ahí es donde, según Rivera, entra la pasividad de Sánchez, que "calla y otorga". "Su respuesta es insultar a Ciudadanos y culpar a los constitucionalistas. A pesar de eso, le pedimos una reunión para hablar de este asunto, que es un asunto de Estado", ha desgranado.

Igual que en la última sesión parlamentaria, Rivera ha definido a Sánchez como un presidente que ha optado por conceder a Torra y a Otegi la condición de "socios". "Hace eso y, al mismo tiempo, carga contra Ciudadanos".