La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha asegurado este martes que el buque Audaz, con los quince migrantes que le corresponden a España del reparto del Open Arms, desembarcará en el muelle de Crinavis, situado en el municipio de San Roque (Cádiz).

Noticias relacionadas

Valerio ha dado a conocer esta información durante la visita en Málaga al nuevo Centro de Acogida de Emergencia y Derivación para migrantes. Solo unas horas antes, la ministra de Defensa, Margarita Robles, había asegurado en la Cadena Ser que el desembarco se iba a producir en Algeciras.

Durante su visita al centro, Valerio ha confirmado que el grupo que le corresponde a España en el reparto lo conforman catorce hombres y una mujer de edades comprendidas entre los 18 y los 30 años, que "van a llegar a buen puerto" y serán atendidos "con la dignidad que se merecen todos los seres humanos".

Según la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el Audaz llegará a San Roque en "dos o tres días", pues la duración del trayecto "depende de cómo se encuentre la situación del mar". 

Sobre los pasos a seguir una vez que desembarquen, la ministra ha subrayado que se seguirán "los protocolos normales" y se analizará su situación. Además, ha adelantado que "previsiblemente" todos ellos "van a pedir asilo en nuestro país".

Después de los controles sanitarios, se les derivará -en colaboración con el Ministerio del Interior- "a los centros que se consideren más oportunos" dentro de la red de atención humanitaria y de asistencia a personas que han solicitado asilo o refugio.

"Hay margen de maniobra", ha dicho Valerio, quien ha asegurado que con la inauguración precisamente este martes del centro de acogida de emergencia de Málaga (unido a otras incorporaciones anteriores) se han alcanzado la cifra de 5.140 plazas de atención humanitaria frente a las 2.500 del año pasado.

Al ser preguntada sobre la intención del Open Arms de continuar con las acciones humanitarias en el Mediterráneo cuando recuperen el barco, Valerio ha preferido no decir nada al respecto y "aplicar el principio de prudencia", porque, "de pronto, no está en este país".

Una semana en alta mar

El buque Audaz permanece fondeado desde la tarde del lunes frente al puerto de Pozallo (Sicilia) a la espera de que se le comuniquen los migrantes que debe traer a España.

En su cubierta, a primera hora de la mañana -según el reportero de Efe que se encuentra a bordo- se había organizado el dispositivo de acogida, con mesas para la identificación de los migrantes, con el fin de tomar la filiación y procedencia de estas personas que deben ser reconocidas por un equipo médico que ha viajado en el barco de la Armada.

El Audaz partió de la base de Rota (Cádiz) hace una semana con la misión de traer a España a parte de los migrantes auxiliados por el Open Arms el pasado 1 de agosto, y que serán acogidos -según el reparto establecido por la Comisión Europea- también por Alemania (40 migrantes), Francia (40), Portugal (10) y Luxemburgo (2).