Pablo Iglesias ha respondido a Pedro Sánchez, tras su entrevista de este lunes en el que dio por rotas las negociaciones con Podemos. "Un candidato designado por el Jefe del Estado no puede dar por rotas nunca las negociaciones". Al igual que había hecho minutos antes su portavoz parlamentaria, Irene Montero, ha pedido que el presidente el funciones "deje las líneas rojas y los vetos y nos vuelva a llamar para negociar de una vez". 

Noticias relacionadas

En una entrevista en la Sexta, Iglesias ha rechazado los argumentos de posible deslealtad institucional. "Eso es una excusa para no dejarnos entrar en el Gobierno", ha acusado, caliente en las últimas preguntas. "Están presionando a Pedro Sánchez, y se ve en los propios bandazos... ¿cómo puede ser que un día diga una cosa y la contraria a la siguiente?".

Se refería Iglesias a la "excusa" de la consulta convocada por Podemos a sus bases haya sido el motivo para romper las negociaciones por parte del candidato a presidente. "Si no me quiere en el Gobierno por esas presiones, que lo diga públicamente", ha retado, "pero la sociedad española no va a permitir que su voto no cuente, que el Banco Santander y el Ibex le han dicho que me vete".

En ese contexto, y acelerado y con gesto crispado, Iglesias ha recordado -"y tú lo sabes, Antonio [García Ferreras], que esto lo hablamos en privado"- la operación que su partido persigue en los tribunales "de las cloacas del Estado" para ensuciar el nombre de Podemos "y evitar que gobernáramos".

Ni vetos ni vicepresidencias

El líder de Unidas Podemos, en todo caso, no ha querido responder a si quiere ser vicepresidente, pero sí ha confesado que se ve "capacitado para jugar un papel a las órdenes del presidente del Gobierno". Es más, ha llegado a comparar el veto que le está imponiendo el PSOE -si bien insistió en que nunca se lo ha explicitado Sánchez- en que "si Podemos dijera al PSOE, sí os votamos pero sin pedro Sánchez de presidente... no, ellos merecen un respeto, pero nuestros votantes también".

"¿Nosotros podríamos vetar a Pedro Sánchez porque es veleta, porque unas veces dice que sí, otras que no, porque a veces llega a acuerdos con Ciudadanos y a veces quiere con nosotros?...", se ha preguntado Iglesias. "Yo le he escuchado decir que jamás aplicaría el 155 y ahora no lo descarta... Imagínese que yo dijera que no nos genera confianza", ha concluido el líder de Podemos.

Iglesias ha explicado las posiciones que su formación ha ido manteniendo en estos casi tres meses. "Nuestra posición ha sido ceder, si se cumple la Constitución en lo tocante a los derechos sociales, llegamos a un acuerdo de Gobierno de coalición". Y, del mismo modo que el lunes desmintió Sánchez, él también ha negado que "jamás nos haya planteado vetos explícitamente en las reuniones".

Sin acusarlo de manera directa, Iglesias ha lamentado que el PSOE "esté faltando al respeto a su socio" en estas negociaciones. Iglesias ha recordado que "la consulta no puede ser un motivo para romper las negociaciones", precisamente porque ya estaba advertida y además, porque "la ministra Celaá y el ministro Borrell dijeron el viernes y el sábado que no había problema". Para el líder de Podemos, "el asesor del presidente le tuvo que recomendar el domingo que rompiera para meternos presión".

Abundando en el asunto de los vetos, Iglesias ha insistido en que "no se puede pedir que entren ministros por su currículum y no por ser votados, eso es tener una visión tecnócrata y poco democrática de la formación de un Gobierno". Todo para evitar tener que repetir el término "idiotez", por la que pidió perdón, que es como calificó la semana pasada la última oferta de Sánchez, la de dar entrada a "ministros técnicos de Podemos", pero no a sus líderes políticos.

No a "votar con Vox"

El líder de Unidas Podemos ha rechazado la acusación de que vaya a votar "con Vox" cuando la semana que viene rechace la investidura de Pedro Sánchez. "Lo que no tiene sentido es que nos digan eso cuando el presidente llama a las derechas a la vez que a nosotros". Para Iglesias eso demuestra que "el problema no es el programa, porque a Sánchez parece valerle un pacto con quien sea por seguir en la Moncloa".