El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, cree que un gobierno en coalición de PSOE y Podemos "es el mejor de los posibles existentes en el Estado español para abordar en términos democráticos los conflictos nacionales". Su partido es clave para un ejecutivo socialista en Navarra y puede serlo a escala nacional si Pedro Sánchez descarta la vía regionalista para tratar de ser investido.

Noticias relacionadas

Este lunes, la Ejecutiva del PSOE ha aprobado por unanimidad un documento de 38 páginas con una síntesis del programa con el que la formación se presentó a las elecciones generales el pasado 28 de abril y que servirá de referencia en las negociaciones con Unidas Podemos. Otro de los acuerdos, también sin discrepancia, es que el consejo de ministros será "monocolor".

Con esto, Ferraz descarta la apuesta de Otegi, que ha abordado en una entrevista concedida a Gara las posibilidades y las intenciones de su partido en el Congreso de los Diputados: "Nuestra posición es de no bloqueo a la investidura", anticipa. "Hay que recordar -continúa- que hicimos campaña diciendo que íbamos a parar a la derecha. (...) Vamos a jugar está partida con ERC. (...) Queremos que el peso del soberanismo catalán y vasco se manifieste en el hemiciclo".  

Navarra

El plan de EH Bildu, en palabras de su número 1, es el siguiente: "Para nosotros, lo esencial es hacer avanzar nuestro proceso de liberación nacional y social". En este sentido, ve "posible" que Sánchez "apadrine una especie de 'operación diálogo'" en la crisis con Cataluña: "Creo que se va a abrir una ventana de oportunidad", valora el líder de la izquierda abertzale, que insiste: "En el Estado no va a haber mejor gobierno que el del PSOE y Podemos, si finalmente se conforma. No nos hacemos falsas ilusiones, pero el independentismo tiene que jugar esta partida.

Sobre Navarra, donde María Chivite (PSN) exige de la abstención de los de Otegi para ser presidenta -ya cuenta con el voto favorable de Geroa Bai, Izquierda-Ezkerra y Podemos-, Otegi pide "prudencia" y explica: "El PSN tiene que entender que, más que para la investidura, somos imprescindibles para sostener un gobierno como el que está planteando".

"Ahora -añade- hay dos opciones. Una es la regresión total y la otra es un programa en el que participan tres de los socios del cuatripartito junto con Chivite, que puede que no sea una regresión, que sea continuista. (...) Vamos a defender nuestro programa desde la oposición y hay que lograr la interlocución suficiente para garantizar que se cumpla".