José Luis Martínez-Almeida será proclamado alcalde de Madrid este sábado. Así lo han pactado Partido Popular y Ciudadanos en una maratoniana reunión celebrada durante este viernes. Los liberales han cedido y su propuesta de compartir la vara de mando -dos años uno y dos años otro- no ha prosperado.

Noticias relacionadas

Begoña Villacís será finalmente vicealcaldesa, como ella misma se ha encargado de comunicar en una comparecencia junto a Almeida en el Ayuntamiento. Villacís ha subrayado que Vox no formará parte del equipo de Gobierno municipal.

En este pacto se han repartido las áreas de Gobierno, en el que los populares se quedarán con cinco, entre ellas la portavocía y movilidad, de la que depende Madrid Central, mientras que la formación naranja dirigirá cuatro concejalías.

Todo este acuerdo queda pendiente de que Vox acepte el pacto. Posiblemente, este sábado continúen las negociaciones para tratar de asegurar el acuerdo entre Almeida y Villacís, ya que PP y Ciudadanos han negociado al borde del precipicio. Dentro de unas horas, a las 11 de la mañana, el pleno consistorial concluirá, presumiblemente, con la elección del regidor popular. 

Almeida, que espera ser nombrado mañana alcalde de la capital, ha afirmado que mantienen conversaciones con Vox y ha recalcado que "ningún votante entendería que se frustrase" este acuerdo, y sobre el partido de Santiago Abascal ha recalcado: "Nosotros vamos a hacer los esfuerzos necesarios".

Después de que Cs haya renunciado a su propuesta de compartir la Alcaldía en turnos de dos años, Almeida ha agradecido a la formación naranja su "generosidad" para alcanzar un pacto que les permita gobernar para efectuar un cambio.

Por su parte, Villacís ha recalcado que se trata únicamente de "un acuerdo de gobierno entre PP y Ciudadanos" y serán ellos "quienes gobiernen", a partir de una "hoja de ruta" con 80 medidas pactadas entre ambos partidos que "no son sugerencias", y se ha cuidado de no mencionar a Vox, a pesar de las insistentes preguntas de los periodistas. El programa de 80 medidas es de corte liberal. El documento recoge, entre otras cosas, la bajada de impuestos para levantar una muralla frente a las políticas de Pedro Sánchez.

La candidata de Ciudadanos ha señalado que su cargo como previsible vicealcaldesa es un "reparto justo" en el que se ha sabido reconocer cómo Cs ha crecido respecto a las pasadas elecciones de 2015, tanto en las medidas de la ciudad como en las áreas de Gobierno.

En su acuerdo programático ambos partidos se comprometen a mantener la celebración del Orgullo LGTBI en su ubicación "habitual" por ser "una marcha reivindicativa, inclusiva y transversal" -que Vox pedía trasladar a la Casa de Campo-, así como un plan de detección temprana de la violencia machista.

Además, hablan de "reconvertir" Madrid Central para volver a las antiguas áreas de prioridad residencial (APR) y prometen soterrar la A-5 a su llegada a Madrid.

Martínez-Almeida obtuvo quince concejales frente a los once de Villacís. Carmena ganó las elecciones con 19 ediles, pero no suma mayoría absoluta con los ocho del PSOE. La colaboración de Vox -cuatro butacas- avalará que la derecha recupere el gobierno de la capital.