Tras las restricciones a las carrozas de Ciudadanos y PP por parte de los organizadores de la manifestación del Orgullo Gay de Madrid, Vox ha decidido entrar en la polémica a golpe de amenaza. El portavoz en el Congreso de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha criticado a la coordinadora Gay de Madrid (COGAM) por excluir de la marcha: "Habrá que ver si seguimos permitiendo que organice en Madrid cosas que solo están hechas para algunos".

El también portavoz parlamentario de Vox en el Congreso ha tachado a COGAM de ser una organización "sectaria, un chiringuito, un núcleo de poder" que solo permite "una forma de ser LGTBI" y que no representan a todos los gays, lesbianas y transexuales.

Se trata de un asociación subvencionada, ha señalado en declaraciones en la Cámara, que excluye a una parte del colectivo homosexual.

Se ha referido así al "veto" de COGAM a Ciudadanos y al PP por no firmar un decálogo de medidas a favor de las personas LGTBI+, que en uno de sus puntos instaba a los partidos a no valerse de los votos de extrema derecha para gobernar.

Los organizadores comunicaban ayer que ningún representante político estaría en la cabecera de la manifestación, que se reserva en esta edición para activistas. También indicaban que Ciudadanos y PP no tendrían derecho a carroza por los pactos que han alcanzado con Vox en la Asamblea de Madrid.