Si Albert Rivera gobierna, habrá una nueva asignatura en todos los colegios del país: “Constitución española”. El candidato de Ciudadanos se ha comprometido a impulsar esta materia en caso de que las elecciones del 28 de abril le lleven a La Moncloa. La enmarcará en el “pacto nacional por la educación”.

Noticias relacionadas

“Constitución española” será “troncal y obligatoria”. “La estudiarán todos los alumnos”, ha aseverado Rivera. La asignatura incluirá nociones acerca del propio “sistema constitucional”, los principios de la Carta Magna, los estatutos de autonomía, el funcionamiento de Europa…

Rivera, en un foro organizado por El Mundo, ha definido la materia anunciada como uno de los antídotos “contra el adoctrinamiento”: “A quien le moleste, tiene un problema con la democracia”.

A ojos del político liberal, “cuando la Constitución no está, te quiebran la democracia”. Durante su conferencia, Rivera ha abogado continuamente por el respeto a la Carta de 1978 como una suerte de estrategia transversal que debería impregnar los distintos ámbitos de la sociedad: política, educación, economía…

"Cursos intensivos de inglés" en julio y agosto

El presidente de Ciudadanos también ha apostado por que las escuelas públicas y concertadas ofrezcan “cursos intensivos de inglés” durante los meses de julio y agosto. “La educación es la mejor arma para trabajar en el futuro”, ha descrito Rivera. 

“Para aplicar todos estos contenidos intentaremos darnos la mano con el resto de partidos”, ha reiterado. Ya durante la campaña de las elecciones de 2016, Albert Rivera describió el pacto nacional por la Educación como uno de los desafíos “más urgentes”.

“No me caracterizo por dividir a los españoles, me dedico a esto para intentar unirlos”. Ese ha sido el eslogan que ha circunscrito el discurso de Rivera este lunes. A partir de ahí, ha enumerado distintas medidas encaminadas a fortalecer la España de la “igualdad”, y no la de los “privilegios”: tarjeta sanitaria única, la mencionada asignatura, la reforma de la ley electoral… “No somos iguales, sufrimos diferencias en función del territorio donde vivimos”, ha concluido el candidato naranja.