La participación sigue evolucionando al alza. El sondeo más reciente elaborado por SocioMétrica para este diario ya la sitúa entre el 73% y el 75%. Alrededor de cuatro puntos por encima de la que cosecharon las elecciones de 2016. El PSOE, a tenor de esta misma encuesta, es quien más votantes -un 15,4%- rescata entre quienes se abstuvieron en las últimas generales -casi diez millones y medio de personas-.

Noticias relacionadas

El aumento de la movilización, por tanto, sigue favoreciendo al bloque de la izquierda. No obstante, el crecimiento de los socialistas perjudica a Unidas Podemos, que ya se ha convertido en la formación -entre las cuatro de más tamaño- que menos "pesca" en la bolsa de la abstención: un 3,2%. Vox le supera con un 3,9%. Le sigue el PP, con un 4,9%; y Ciudadanos se coloca en segunda posición, con un 5,9%. A día de hoy, hasta un 38,8% de los que no fueron a las urnas la última vez volvería a hacer lo mismo. El 20,9% no ha decidido todavía.

En relación al 28-A, desgrana Gonzalo Adán, director de SocioMétrica, la participación sigue aumentando, pero no supondrá un dato "extraordinario". El 73%-75% previsto, aunque rebasa los números de 2015 y 2016, se encuadra dentro de la "normalidad". A partir de un 77% se consideraría algo "inusual".

Basta con mirar al histórico electoral desde 1977. Los primeros comicios democráticos se saldaron con un 78,88% de participación. Las elecciones que mayor movilización desataron fueron las de 1982, con un 79,97%. Por tanto, puede afirmarse que la polarización de esta campaña -los dos bloques ya son fácilmente perceptibles- no alimentará un récord de papeletas.

Estos números -y el crecimiento del PSOE entre los abstencionistas- abonan la misma conclusión que arroja la intención de voto calculada por SocioMétrica. En este momento, sólo hay dos sumas posibles: la resurrección del Pacto del Abrazo entre Sánchez y Rivera o la reedición de la mayoría de la moción de censura.

Esta realidad se corresponde con la participación prevista, que denota un importante crecimiento del PSOE a través de la abstención, y uno más moderado de Ciudadanos. Si se votara hoy, Sánchez no podría alcanzar la mayoría absoluta sólo con Pablo Iglesias, que continúa en caída libre. Del mismo modo, PP, Cs y Vox rozarían los 160, muy lejos de los 176 que habilitan un Gobierno.

La irrupción de Vox, tal y como constata esta encuesta, sigue siendo a costa del PP y, en menor medida, de Ciudadanos; los de Abascal, en cambio, apenas se nutren de la abstención (3,9%).

La apelación a los "riesgos" que entraña Vox y la apelación a la "vía andaluza" está funcionando a Pedro Sánchez, que aprovecha los "viernes sociales" para cebar de propuestas su campaña.

Según este sondeo, los posibles vuelcos en campaña tendrán que ver con ese 20,9% de abstencionistas que, actualmente, duda si acercarse a las urnas el próximo 28 de abril.

Ficha técnica

Se han realizado 1.600 entrevistas del 25 al 29 de marzo de 2019, a través de teléfono fijo (600), móvil (400) y panel online (600). La muestra está equilibrada en tres fases: por provincia y tamaño de hábitat según cuotas, postponderación por sexo, edad y situación laboral, y una última por recuerdo de voto.

El cálculo de escaños es por suma provincial aplicando D'Hondt a una proyección de voto en cada una de ellas. El proceso está automatizado con macros Barbwin, R y Segmentanet e incluye controles de calidad internos y normativa CCI/ESOMAR y LOPD. Sociometrica es miembro de AEDEMO y ANEIMO.