Conforme se acercan las elecciones, Ciudadanos va enterrando los posibles pactos a su izquierda. Cuando Albert Rivera anunció su veto a Pedro Sánchez, dejó la puerta entornada en lo que se refiere a las Comunidades y los Ayuntamientos. Este viernes, no obstante, Ignacio Aguado, candidato madrileño, confesó que no pactará con el PSOE de Ángel Gabilondo en ningún caso.

Noticias relacionadas

La decisión ha sorprendido en círculos socialistas, teniendo en cuenta que el exministro de Educación es una de las bazas más centristas y moderadas de Ferraz. En clave municipal, Begoña Villacís nunca ha apostado por esta estrategia. Aunque tampoco lo había hecho Aguado, que hasta esta semana no descartaba negociar con el catedrático de Filosofía.

El movimiento de los liberales sigue la estela de Andalucía, un territorio que granjeó "buenos resultados" a Ciudadanos, cristalizados en la vicepresidencia de la Junta. A partir de ahí, Rivera selló el mismo camino para el Congreso de los Diputados y, poco después, fue Toni Cantó quien replicó el modelo para los comicios valencianos, que se celebrarán el próximo 28 de abril. Por tanto, Madrid acogerá una campaña electoral similar a la nacional. Dos bloques. PP, Ciudadanos y Vox por un lado; PSOE y Podemos por el otro.

La Ejecutiva estatal de Ciudadanos aprobó de forma unánime el veto a Sánchez, pero la extensión al PSOE en su carácter general generó unas diferencias internas hasta entonces desconocidas en el partido naranja. De ahí que el veto a Gabilondo haya desencadenado el mismo debate, aunque en una dimensión más territorial. No obstante, Aguado también habló de "unanimidad".

A la hora de justificar el veto, los de Aguado definen a Ángel Gabilondo como alguien que "significa lo mismo" que Íñigo Errejón. Preguntado por Vox, el candidato madrileño se limitó a "rechazar un Gobierno con los extremos", pero no descartó la posibilidad de negociar con los de Santiago Abascal.

Aguado no concretó, pero aseguró que, "en los últimos días", Gabilondo ha dejado claro que secunda las tesis de Sánchez en relación al separatismo. "PSOE y Podemos quieren lo mismo para España", se titula el vídeo con el que la agrupación madrileña de Ciudadanos desmiga en redes sociales su último giro.

El veto al PSOE en la Comunidad de Madrid llega apenas cuatro días después de que una encuesta de Telemadrid detectara una caída de casi tres puntos para los de Aguado que, a tenor de este mismo sondeo, tendrían que conformarse con un tercer puesto, tras los socialistas y el PP.