Aún sobrevolaban la estación de Atocha 192 globos blancos, en representación de cada una de las víctimas que fallecieron hace ahora 15 años en el 11-M, cuando Eulogio Paz, presidente de la Asociación de Afectados del Terrorismo, tomaba la palabra. Comenzó reivindicando "verdad, justicia, reparación, memoria y paz", pero acabó cargando contra el Partido Popular. 

Noticias relacionadas

Era el acto organizado por ellos, las víctimas, pero el discurso de Paz, que relevó a Pilar Manjón al frente de la entidad, tenía un receptor claro: los representantes políticos, especialmente los populares, que se congregaban en la explanada. Hizo referencia al por entonces ministro del Interior, Ángel Acebes; al senador Carlos Benet -quien afirmó que "Zapatero entró en el Congreso con un tren de Cercanías"- e incluso al presidente de Melilla, Juan José Imbroda, quien recientemente dijo que el PSOE había llegado al Gobierno "por las bombas", aunque más tarde matizó sus palabras.

La reacción no tardó en llegar. La delegación de representantes populares, encabezados por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), diputada y secretaria de Igualdad del PP, Mari Mar Blanco, aguantó el tipo. Pero hasta que parte de los populares no pudieron más: el candidato a la alcaldía de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y sus concejales abandonaron el acto.

Mientras, el presidente de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo continuaba al micrófono. "Nos atenemos a la verdad de los hechos probados. También a las sentencias de la Audiencia Nacional que, nos gusten más o menos, son el resultado del Estado de derecho", indicaba Paz. Pero el ambiente del homenaje ya había cambiado: se respiraba un aire enrarecido, y las últimas intervenciones discurrieron de forma abrupta.

"Lamentamos este acto, que tiene que servir como homenaje a las víctimas del terrorismo y en el que no se habla de las víctimas", replicaba, visiblemente contrariada, Mari Mar Blanco a este periódico. "No se habla de la víctimas sino que hay un discurso puramente político de ataque a un Gobierno, a un partido que siempre ha estado con las víctimas del terrorismo".

La presidenta de la AVT y parlamentaria popular tiene clara su opinión: el PP "siempre ha estado con ellos". "Jamás ha dejado de reivindicar los principios de verdad, memoria, dignidad y justicia. Con lo cual, me parece lamentable tener que asistir a un acto, insisto, donde no se habla de víctimas. Es un discurso político, además, cargado de mentiras".

Blanco ha pedido que "se recuerde, se homenajee, a las víctimas del terrorismo". "Hemos asistido a un acto que ha sido un mitin cargado de mentiras contra el PP. Me ha indignado. Ya está bien: es un día para estar con las víctimas. Hoy es un día para reivindicar, desde la unidad, la defensa de la verdad, memoria, dignidad y justicia y no para discursos políticos como lamentablemente hemos tenido que escuchar hoy".