A las puertas del 8-M, Albert Rivera ha lanzado su medida “revolucionaria”. El candidato de Ciudadanos se ha comprometido a “eliminar la cuota de autónomos” a cada pareja que tenga un hijo. Los padres disfrutarían de la exención durante dos años. Con esta propuesta, los liberales pretenden “hacer frente a la baja natalidad”.

Noticias relacionadas

“Tenemos que seguir llenando la hucha de las pensiones”, ha justificado Rivera. La medida no bonifica sólo el primer hijo. “Ocurriría con el segundo, el tercero... En ese caso no hay límite”, justifican fuentes de la formación naranja. Los dos años se estirarían a los tres en caso de que los progenitores se desempeñen en el mundo rural.

Rivera ha anunciado su compromiso junto a Soraya Mayo, cabeza de lista al Congreso por Valladolid y hasta ahora presidenta de ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos) en Castilla y León. El reciente fichaje de Ciudadanos ha explicado: “Se habla de las trabajadoras por cuenta ajena, pero no de las autónomas. Ya somos 1.150.000. Estamos tirando del sector”.

El presidente de los liberales ha definido su partido como el de los “autónomos” y les daría una cuota importante en su hipotético Gobierno.

Esta es la primera reforma de las cinco aireadas este miércoles por Rivera. Ciudadanos también ha propuesto “una tarifa plana de 30 euros durante los dos primeros años” para las mujeres del ámbito rural. Algo que acaba de cristalizar en el Gobierno de Andalucía.

Los autónomos en edad de jubilación, por otro lado, “podrán seguir trabajando sin renunciar a su pensión”. Aquellos que se retiren tendrán la posibilidad de “contar toda su vida laboral” a la hora de calcular la paga.

El proyecto de Ciudadanos concluye con otro compromiso: “Los autónomos no tendrán que pagar nunca más el IVA de facturas que no hayan cobrado”.