Desde que Pedro Sánchez llegó al Palacio de La Moncloa hace ahora seis meses, el pesimismo de los españoles no ha hecho más que aumentar. Durante 2018 la valoración de la situación de España ha caído en picado. Si un 29,8% de la población creía en enero de 2017 que la evolución del país era “mala o muy mala”, la cifra de pesimistas subió al 41,7 cuando comenzó 2018. Hoy es ya el 44,7 el porcentaje de españoles que creen que en el año que acaba de terminar el país ha ido a peor.

Son los datos que muestra un sondeo realizado para EL ESPAÑOL por SocioMétrica, que también ha elaborado una macroencuesta acerca de la opinión de los españoles sobre el Ejecutivo de Pedro Sánchez y la evolución de la situación política y económica. Todo ello se publicará a lo largo de esta semana en este diario.

Los mayores cambios en la valoración se empiezan a desencadenar unos meses antes de que Mariano Rajoy fuera destituido como presidente del Gobierno, en junio de 2018, a consecuencia de la moción de censura promovida por Pedro Sánchez. Si a principios de 2017 un 46,4% de los ciudadanos consideraba que España tenía una evolución "normal", a principios de 2018 ese porcentaje ya era mucho menor, el 34,5%.

Desde entonces la tendencia a una valoración pesimista de la situación del país no ha hecho más que acentuarse: ha bajado al 32,7 el porcentaje de los que coinciden en que la evolución de España durante 2018 fue "normal" y ha aumentado hasta el 44,7 la proporción de los que consideran que fue "mala o muy mala".

Sin embargo, el número de optimistas se mantiene constante. En 2017, el 21,7% de los encuestados pensaba que la evolución del país fue “buena o muy buena”. En 2018, el rango fue muy similar, apenas varió unas décimas hasta alcanzar el 22,2%. En estos momentos esa visión cae tenuemente y se queda en el 19’9%.

La situación política, a peor

Los españoles creen que en el nuevo año será peor la evolución de la situación política que la económica. En 2017, un 31,7% consideraba que la situación política “empeoraría”. En 2018 pensó así el 55% y en este recién estrenado año es de esa opinión un 56,6%. Un 25% cree que “seguirá igual” a lo largo de 2019 y un 15’9% mantiene que “mejorará”.

El pulso del independentismo catalán y la actitud de Sánchez a ese desafío, que los propios barones socialistas consideran muy condescendiente; los escándalos que han salpicado a su Gobierno (desde las grabaciones del comisario Villarejo con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, a las dimisiones de Carmen Montón y Màxim Huerta pasando por los problemas fiscales de Pedro Duque y Nadia Calviño), la falta de apoyos parlamentarios y la dificultad de sacar adelante los Presupuestos del Estado son variables que han afectado a la valoración ciudadana del panorama político. En los últimos compases del año también han influido las elecciones andaluzas, el auge de Vox o el giro al liberalismo que está llevando a cabo el PP.

En lo que a la economía respecta, los ciudadanos mantienen los mismos pronósticos que tenían en los últimos dos años, con resultados muy similares. Si un 47’8% creía en 2017 que la situación económica seguiría “igual”, en 2018 fue el 44%. En 2019, casi la mitad de la población, el 46’3%, estima en que la economía continuará por la senda actual. 

Ficha técnica

Se han realizado 1800 entrevistas a ciudadanos de 16 años o más, con derecho a voto en cualquier municipio de España entre el 24 y el 31 de diciembre de 2018. La fuente de datos es mixta: telefónica y online, proporcional a los censos de las 52 provincias.

Los datos de cada ítem son producto de un equilibraje de muestra por sexo, edad y situación laboral, y postponderación por recuerdo de voto. El error teórico resultante es <+/- 3%. 

Las encuestas están automatizadas con sistema Gandia Integra y SPSS e incluyen controles de calidad internos y normativa CCI/ESOMAR y LOPD. SocioMétrica es miembro de AEDEMO y ANEIMO.