Taburete vendió todas sus entradas para el concierto celebrado en Pamplona el pasado sábado. Y lo hizo en apenas tres días. Con alrededor de 1.000 personas reunidas en una sala a apenas unos metros del Ayuntamiento gobernado por EH Bildu, Willy Bárcenas gritó al público: "¡Viva Pamplona! ¡Viva Navarra! ¡Viva España!". El público respondió enfervorecido y jaleó al cantante.

Noticias relacionadas

Por primera vez en la historia de la democracia, un político abertzale, Joseba Asiron, gobierna el Consistorio de la capital navarra. Bildu alcanzó la vara de mando apoyándose en un cuatripartito de fuerzas nacionalistas y de izquierdas. Las siglas correspondientes a Izquierda Unida y Podemos fueron expulsadas del Ejecutivo recientemente por "una falta de confianza".

Willy Bárcenas visitó la sala de conciertos situada justo detrás del Ayuntamiento y, consciente o no del Gobierno imperante, protagonizó uno de los actos en defensa de la unidad de la nación más numerosos de la ciudad en los últimos años. Su viva a la Navarra española lo corearon centenares de personas.

Con este gesto, Taburete ha instaurado lo que ya supone una dinámica. Bárcenas también lanzó vivas a España en su multitudinario concierto en Barcelona, celebrado en la sala Razz el pasado septiembre. Miles de personas entonaron el clásico "yo soy español, español, español".

El grupo, para "dar las gracias a Barcelona" en las redes sociales, se hizo una fotografía sobre el escenario con una bandera de España enorme. El gesto sublevó a mucha gente en redes sociales. Ellos han defendido en varias entrevistas el derecho de todo el que quiera a "sacar la bandera" y a declararse español en Cataluña con la misma fuerza con la que lo hace un independentista.