Un coste de 1,1 millones de euros y alrededor de 212.000 votantes respecto a un censo de 2,7 millones. A grandes líneas, estas son las cifras de las consultas celebradas por Manuela Carmena entre el 13 y el 19 de febrero. De este total, un 54% ha participado a través de correo postal, un 35% lo ha hecho por medio del portal digital y, por último, un 11% ha acudido a alguna de las urnas colocadas en la capital.

Noticias relacionadas

83.100 madrileños han decidido, mediante este proceso, la peatonalización de la Gran Vía, lo que ha celebrado el delegado de Urbanismo municipal, José Manuel Calvo: "Avalan nuestras tesis". Un 85,49% ha aprobado ampliar las aceras, la prioridad del transporte público ha sido refrendada por un 92,23%, un 66,74% ha abogado por incrementar el número de pasos de peatones, y la mejora de las plazas traseras ha obtenido un apoyo del 88,25%.

El Ayuntamiento ha celebrado que la ciudad vaya a ser "más sostenible gracias a, entre otras cosas, "un mayor tránsito peatonal". "Ahora hay más democracia", ha asegurado Nacho Murgui. "No hablamos de cuestiones menores, sino del nombre y la forma de los espacios en los que se desarrollan nuestras vidas".

Madrid será 100% sostenible

Como era previsible, Madrid será una ciudad "100% sostenible", lo que implicará la aplicación de un catálogo de medidas medioambientales destinadas a mejorar la 'salud' de la capital. Un 89,16% de los participantes ha apostado por la firma de este manifiesto.

Con un 94,01% se ha aprobado que el Ayuntamiento trate de implantar en el Consorcio regional de transportes un billete único de transporte público.

En cuanto a la reforma de la Plaza de España, se ha impuesto el modelo 'Welcome mother nature' con un 52%. Las obras, según ha informado José Manuel Calvo, empezarán a finales de año.

"Madrid, ciudad vanguardista"

La portavoz del Gobierno municipal, Rita Maestre, ha calificado los resultados de "éxito sin precedentes" y ha relatado que, con este proceso, "Madrid se consolida como ciudad vanguardista".

Tenían derecho a voto los empadronados en la capital mayores de 16 años, alrededor de 2,7 millones de personas. Todos ellos recibieron por correo postal las papeletas el mes pasado, con la posibilidad de reenviar el voto por franqueo.

La votación presencial se desarrolló la semana del 13 al 19 de febrero. De lunes a viernes hubo 60 puntos distribuidos en todos los distritos de la capital. El fin de semana incluso se colocaron urnas en lugares emblemáticos como la Puerta del Sol, la Plaza de las Cortes y los aledaños de Atocha.

Los resultados llegan casi una semana más tarde de lo previsto. Más de 1.000 voluntarios han colaborado en un proceso que se prolongó desde el lunes pasado hasta esta mañana.