El Ayuntamiento de Madrid se rinde. Tanto en junio como en noviembre, Carmena se dispuso a comprar 442.000 cartuchos de bala con los que surtir a la Policía municipal. El importe ofrecido estuvo por debajo de los precios de mercado y ninguna armería quiso contratar con el Consistorio. Varios meses después, según ha podido saber este periódico, el Gobierno de Cibeles vuelve a sacar a concurso la compra de munición, pero dispuesto a pagar un precio más alto.

Noticias relacionadas

El pasado octubre, el cuerpo municipal ordenó reducir sus prácticas de tiro por la escasez de cartuchos. En lugar de disparar 18 veces por turno, tal y como se venía haciendo, se acordaron 12. En diciembre, con el problema todavía sin resolver, incluso se restringieron las visitas a la galería de tiro. A tenor del reglamento, un agente debe practicar tres veces al año.

Compras menores como parche

Con el objeto de paliar este problema y garantizar los ejercicios de práctica, el Ayuntamiento asegura haber realizado compras esporádicas. "En base a contratos menores hemos adquirido un total de 190.000 balas", explica un portavoz. Reitera que el importe unitario ha sido 0,22 IVA incluido, 10 céntimos menos que el expediente contratado por la anterior corporación, que pagó 0,33 por cada unidad a la armería Peres Sport S.L.

Expediente de contratación 2014 para suministro de munición. EL ESPAÑOL

Pero precisamente esta rebaja eventual de la que presume Ahora Madrid es lo que genera reticencias en las empresas, que no quieren enfrascarse en una transacción que, aseguran, no les genera rentabilidad.

El precio, según recogen los pliegos, será el único criterio de selección tenido en cuenta en el concurso. Por eso el debate se reduce a lo que el Ayuntamiento esté dispuesto a pagar y, por contra, a la cantidad que las armerías consideren aceptar.

En junio, el Ejecutivo de Ahora Madrid, como adelantó EL ESPAÑOL, ofreció 106.964 euros por los 442.000 cartuchos. 0,24 por bala, IVA incluido. Consultadas las principales armerías, el precio corriente por unidad oscila entre los 0,27 y los 0,38.

Expediente de contratación que quedó desierto. EL ESPAÑOL

A finales de noviembre, a pesar de haber quedado desierto cinco meses antes, el Consistorio volvió a ofrecer lo mismo. El resultado, idéntico. Nadie quiso hacer 'negocio'. De ahí que el Gobierno municipal, en conversación con este diario, reconozca que "corregirá el precio en otro concurso a punto de salir".

Las críticas de los sindicatos

El portavoz del sindicato mayoritario, Colectivo Profesional de Policía Municipal, Julián Leal, tacha de “despropósito” que no haya habido balas suficientes para que los agentes cubran sus prácticas de tiro obligatorias. “Aquel concurso puso de manifiesto que quien lo elaboró es totalmente ajeno a la materia y que no tenía ni idea. Imagínate, para que no se presentara nadie...".

Por su parte, la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) pidió que "se solucione con urgencia el problema ya que las prácticas de tiro son necesarias para el buen desarrollo de nuestro trabajo y manejo del arma reglamentaria".