Ciudadanos ha desembarcado con fuerza en la familia liberal-demócrata europea. Sus más de 3,2 millones de votos en las elecciones de junio han convertido al partido de Albert Rivera en un socio de referencia de ALDE para ganar peso en Bruselas desde el sur del continente. El presidente de su grupo parlamentario, el belga Guy Verhofstadt, puso una cifra al objetivo: “En las elecciones europeas del 2019 tenemos que superar los 100 eurodiputados”. En 2014, lograron 69. Son la tercera fuerza política en el Parlamento.

Noticias relacionadas

Ciudadanos ha echado el resto en su primer Congreso como miembro de ALDE, que agrupa a casi 60 formaciones. El partido entró formalmente a la alianza en junio con el único voto en contra de Convergència. Luis Garicano aspira a una de las vicepresidencias del grupo. El jefe económico de la formación naranja se pasa el día en el Hotel Hilton de Varsovia, donde se celebra el encuentro, haciendo campaña. El resultado de la votación se conocerá el sábado. La delegación de Ciudadanos es una de las más numerosas. Además de Rivera y Garicano, han viajado a Polonia otros dirigentes como Inés Arrimadas, Juan Carlos Girauta, Begoña Villacís, Toni Roldán, Miguel Gutiérrez y Melisa Rodríguez.

Rivera y Gutiérrez, en el Congreso. ALDE Party

Rivera se ha reunido con todos los líderes europeos presentes en Varsovia. Ciudadanos es una novedad para los liberales, acostumbrados a concentrar su representación en el norte del continente: Dinamarca, Suecia y Holanda, fundamentalmente. La caída de Bayrou en Francia ha dejado al dirigente español el liderazgo de las políticas liberal-demócratas en el sur de Europa.

“Hay mucha expectativa de que se pueda consolidar un espacio de centro en España y ayudar a incrementar la presencia y la posición liberal en Europa. Para ellos es como un milagro”, dice Rivera a EL ESPAÑOL. “La sensación general es que somos bienvenidos y estamos luchando por una vicepresidencia en nuestro primer congreso”.

Proteccionismo contra liberalismo

En su discurso ante el plenario de la asamblea, Rivera pidió más integración europea y una política libre de corrupción y comprometida con la clase media como recetas para frenar el populismo y el nacionalismo. “Ellos quieren destruir la Unión Europea y nuestros valores”, dijo.

En opinión de Rivera, el mundo libra una batalla entre proteccionismo y liberalismo. Y el presidente de Ciudadanos considera que es importante construir el relato para que la clase media esté bien informada. Rivera recuerda que Podemos llevó al Congreso una iniciativa en contra del tratado con Canadá. Son ellos, dice, los que deben explicar a los jóvenes europeos "que van a tener más empleo con el libre comercio y que si quieren montar una empresa pues seguramente con el libre comercio le va a ir mejor".

“El reto es ser atractivos para la clase media. El populismo no aporta soluciones pero sí hace diagnósticos y conecta con los problemas”, explica. “La batalla es proteccionismo o sociedad abierta. Libertad o protección o aranceles. Hay conciencia de esa batalla, lo que no sé si hay voluntad”.

Rivera y Garicano, junto al presidente de ALDE, Hans van Baalen, y el presidente de ALDE en la Eurocámara, Guy Verhofstadt. ALDE Party

Según Rivera, cuanto más avance Europa en estos tratados, más difícil lo tendrá un presidente como Donald Trump para frenar el tratado de libre comercio entre Estados Unidos y Europa.

Reformar la UE

Tanto Rivera como los líderes reunidos han insistido en la importancia de torcer esa voluntad. Y no creen que el bipartidismo tradicional (conservadores y socialistas) tengan la intención de hacerlo. Ciudadanos y el resto de formaciones de centro exigen una Unión Europea más eficiente e integrada para responder a los desafíos del siglo XXI, tanto económicos como geoestratégicos. 

"Nosotros no tenemos el petróleo, no tenemos las extensiones que tienen en América, pero tenemos conocimiento y la economía del conocimiento podría situar a Europa volviendo a liderar la economía mundial", dice Rivera. "Esto es fácil decirlo, pero somos 28. Si no somos capaces de tener un gobieno federal, un Parlamento con poderes de verdad, unas agencias (seguridad) de verdad, cómo vas a hacer una política común industrial, económica"