Santiago de Compostela

La situación sigue empeorando en Galicia día a día: la comunidad ha superado la barrera de los 7.000 casos activos con un total de 7.074 tras una jornada en la que, aunque se ha reducido el número de PCR positivas -539 tras tres días por encima de 600-, la situación ha empeorado en todas las áreas sanitarias.

Noticias relacionadas

La provincia de Orense, donde los datos habían mantenido una tendencia a la baja en las últimas semanas después de que se le aplicasen las medidas más restrictivas de la comunidad, acumula su segundo día positivo al alza, con 75 nuevos positivos y 33 casos activos más para un total de 1.423.

Mientras tanto, el área de Vigo se confirma como la que crece a un ritmo más elevado en la última semana y se sitúa muy cerca de los datos de Orense, con un total de 1.358 casos activos tras sumar 115 más con 140 PCR positivas de acuerdo con los datos recogidos por la Consejería de Sanidad hasta las 18.00 horas del lunes.

Donde sí parece mejorar la situación es en el área de Santiago, donde cae el ritmo de comunicación de positivos con un total de 62 y el número de casos activos sólo crece en seis, la cifra más baja de la comunidad.

Este lunes también se hicieron públicos los resultados del cribado realizado durante el fin de semana en el Ensanche de Santiago y en la localidad vecina de Milladoiro, en Ames: de las más de 2.000 personas convocadas tan solo acudieron 635 vecinos -un 21,9 % en Ames y un 42,5 % en Santiago-, entre los que se detectaron siete positivos.

Los 7.074 casos activos se reparten entre Orense, con 1.423 -33 más-; Vigo, con 1.358 -115 más-; La Coruña, con 1.201 -34 más-; Santiago y Barbanza, con 1.128 -seis más-; Pontevedra, con 727 -44 más-; Lugo, con 691 -18 más-, y Ferrol, con 58 nuevos casos activos más para un total de 546.

El número de pacientes con Covid-19 hospitalizados se sitúa en 459 -15 más que la jornada anterior- 59 de las cuales -cuatro más- se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

En la jornada del lunes se comunicó el fallecimiento de doce personas a causa del coronavirus, la cifra más alta de lo que va de segunda ola, lo que eleva el total de decesos hasta los 880, 261 de ellos desde el comienzo de la nueva normalidad.