Santiago de Compostela

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha cargado este lunes contra la decisión del Gobierno central de decretar el estado de alarma, una medida que considera "demoledora para la confianza de la economía y la reputación de España", y ha asegurado que "se podría hacer lo mismo con legislación sanitaria de haber modificado la Ley Orgánica de Salud Pública".

Noticias relacionadas

"Es un error político, económico y social llamarle estado de alarma; anunciar que podría durar seis meses no es sólo carganos el consumo en Navidad, es cerrar también la Semana Santa, un desacierto para un país que es el tercer destino turístico del mundo", ha apuntado Núñez Feijóo en la rueda de prensa posterior a la reunión de la XXIII Conferencia de Presidentes.

El presidente gallego ha lamentado que el Gobierno, "probablemente sin pretenderlo", está generando "alarma y desconfianza" con la declaración del estado de alarma, una medida "excepcionalísima" que, de acuerdo con la ley que la regula, "es para gestionar eventos concretos y determinados en el tiempo", no "de forma semipermanente".

"Es un palo enorme a las expectativas de reconstrucción de nuestra economía y un palo sin precedentes al sector hotelero y de servicios", ha insistido Núñez Feijóo, quien no entiende que "hace dos semanas" las autoridades sanitarias apuntasen a que España estaba "cerca de la estabilización y el descenso" de la segunda ola "y ayer declarase el estado de excepción".

Así, el titular del Ejecutivo gallego ha insistido en la necesidad de modificar la Ley Orgánica de Salud Pública -para la que él mismo envió una propuesta de enmienda-, que permitiría gestionar "igual" y "sin tanto alarmismo" una situación sanitaria "que estará con nosotros al menos un año y medio".

"Necesitamos herramientas para gestionar la pandemia: ahora mismo no las tenemos y a los presidentes autonómicos se nos ha llevado a la primera línea de batala sin mecanismos jurídicos adecuados para adoptar decisiones más allá del estado de alarma, arrinconándonos hasta que algunos lo han pedido", ha proseguido.

Núñez Feijóo considera "sorprendente" que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "no active herramientas para gestionar la pandemia si no se lo piden las comunidades", lo que ha descrito como "una dejación de funciones sin precedentes".

Medidas en Galicia

La Xunta de Galicia no ha detallado todavía cómo se concretará en la comunidad la aplicación del estado de alarma, de modo que ahora mismo el toque de queda se ciñe a lo planteado por el Gobierno central, con una limitación total del movimiento de 23.00 a 6.00 horas.

El presidente gallego ha anunciado que el comité clínico se reunirá esta misma tarde para analizar las medidas a adoptar en el marco del estado de alarma y ha avanzado que una decisión como la de decretar un confinamiento perimetral, de acuerdo con los datos de ayer "no sería imprescindible".

Núñez Feijóo no se ha pronunciado sobre la posibilidad de modificar el horario del toque de queda en Galicia, decisión que se tomaría tras escuchar al comité clínico, pero sí ha afeado que la propuesta del Gobierno "es igual para ciudades de 300.000 habitantes que para aldeas en las que viven cinco personas o pueblos con 300".