Alicante

El AVE ha llegado finalmente desde Madrid a Orihuela esta mañana. Y Elche ha sido el escenario escogido por el Gobierno de Pedro Sánchez para su presentación oficial. Allí, en un acto mínimo a causa del Covid-19, el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, aprovechó para reivindicar nuevas infraestructuras y financiación, y arremeter contra el "centralismo" de Madrid. 

Noticias relacionadas

No es la primera vez. El socialista valenciano lleva meses a criticando el reparto de inversiones y lo que él denomina 'dumping fiscal' de la Comunidad de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso

Tras agredecer la llegada de la Alta Velocidad al extremo sur de la provincia de Alicante, Puig aseguró que "pensamos en cohesionar mejor esa ‘España invertebrada’ de Ortega, tan necesitada hoy de más locomotoras y nuevas estaciones". Por eso pidió a Sánchez especial atención a lo que él considera que son los cinco desafíos territoriales de España: lograr una cogobernanza efectiva; superar la macrocefalia ineficiente (en clara alusión a Madrid); acordar una financiación justa; atender a la España invisibilizada; y oxigenar la España despoblada.

Esquema radial

"Solo así caminaremos hacia una 'España de Españas', que es el país plural que realmente tenemos y cuya visión compartimos con el Gobierno de España, añadió el presidente de la Generalitat haciendo hincapié en la recuperación sanitaria y económica.

El guante fue recogido por el presidente del Gobierno en su intervención. Pedro Sánchez afirmó estar decidido a "romper la preponderancia" del esquema radial de ferrocarril. Y añadió que el Corredor Mediterráneo es una "oportunidad inmejorable" para favorecer "el transporte de mercancías de los puertos hasta los centros logísticos".

Precisamente en el Corredor Mediterráneo es donde puso el foco Puig al exigir "que los trabajos, de norte a sur, sigan avanzando, con especial énfasis en el tramo Xàtiva-La Encina. Lo que permitirá viajar en AVE entre Alicante y València, y de Castellón a la Vega Baja". También, pidió acelerar el cambio de ancho entre Castelló y Tarragona "para conectar al Corredor nuestras mercancías y ciudadanos".

Corredor Mediterráneo

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, vino a disipar las dudas del presidente autonómico. Ábalos aseguró que este Gobierno ha aumentado en 233 kilómetros estas infraestructuras de Alta Velocidad hasta el punto de que la línea hasta Murcia, donde Elche y Orihuela son paradas importantes, ya está ejecutada al 95%.

También destacó que para 2021 se han presupuestado 1.982 millones de euros para acelerar la construcción del Corredor, "el doble de los 975 millones anuales que tenían los presupuestos prorrogados" del último Gobierno del PP.

El ministro finalizó su intervención detallando las próximas actuaciones en la línea Alicante-La Encina-Xàtiva-Valencia, en Almussafes, el proyecto Sociedad Valencia Parque Central, Valencia-Castellón y Castellón-Vandellós. Así como la conexión de esta infraestructura con la Red Transeuropea de Transporte.