Vox votará no a la propuesta del Gobierno andaluz para aprobar este martes la fusión de cuatro entes de la denominada Administración paralela de la etapa socialista en la Junta.

Noticias relacionadas

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, anunció que iba a votarse en la Diputación Permanente del Parlamento andaluz la aprobación del decreto ley que formaliza esta fusión.

“Es el primer paso para empezar a desmontar toda la Administración paralela, todo el sistema clientelar que el socialismo había montado en Andalucía durante los últimos 40 años, lo que había permitido al PSOE ir dopado a las elecciones", explicó.

Este decreto supondrá la reorganización de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), la Agencia Andaluza del Conocimiento (AAC), dependientes de la Consejería de Transformación Económica; la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (EXTENDA), de la Consejería de la Presidencia; y la Fundación Andaluza Emprende, de la Consejería de Empleo, en una sola. Será la Agencia Pública Empresarial para la Transformación y el Desarrollo Económico de Andalucía (TRADE).

Fuentes de Vox consultadas por EL ESPAÑOL detallan que además de votar en contra, van a proponer en la Junta de Portavoces que el tema se lleve al Parlamento a través de una proposición de ley para que sea debatida, de forma que sea posible "introducir cambios”, algo que no permite el decreto “que es una imposición”.

Bendodo ya ha apelado a todas las “fuerzas del cambio” para aprobar el decreto, pero en clara alusión a Vox, ya que el apoyo de su socio de gobierno, Ciudadanos, lo tiene asegurado. “Espero que todas las fuerzas del cambio, que son PP, Cs y Vox, estén a la altura de lo que votaron los andaluces hace ya dos años y medio, que nos votaron para cambiar, entre otras cosas, para reducir el aparato administrativo y desmontar el régimen clientelar”.

El portavoz parlamentario de Vox, Manuel Gavira, ha lamentado “la falta de voluntad política del Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla para acabar con el entramado autonómico montado por el PSOE de Andalucía durante décadas para enchufar a familiares y amigos a costa del erario público”.

Gavira ha aseverado que votarán que no porque “en ningún caso estamos hablando de una reducción del tinglado socialista, sino de una mera reorganización de las agencias”.

El portavoz ha aseverado que la medida es “una clara operación de maquillaje con el que se pretende esconder cuatro agencias ineficientes, duplicadas y sobredimensionadas en una, que agrupará todas sus competencias, recursos y personal. Es decir, que compartirá sus mismos problemas pero con más gasto”.

La formación ha criticado que el Ejecutivo andaluz “utiliza las auditorías como palanca para dar la imagen de regeneración administrativa y eficiencia, pero nada más lejos de la realidad". Gavira sostiene que Vox "no puede conformarse con que se cumplan algunas recomendaciones de las auditorías, debemos utilizarlas como base para la demolición de las superestructuras autonómicas. No vamos a aceptar ningún engaño que no soluciona el problema endémico del sistema autonómico que el PP, igual que el PSOE, no tiene intención de cambiar”.

"Mega-agencia"

El portavoz parlamentario de Vox en Andalucía asegura que “en realidad lo que se pretende construir es una mega-agencia que asumirá las competencias y recursos de IDEA, Extenda Andalucía Emprende y parte de la Agencia Andaluza del Conocimiento”. TRADE “simplemente lo hará todo de forma centralizada pero incrementando el gasto, pues en su estructura se prevé la duplicidad de cargos ejecutivos para mantener los equilibrios entre PP y PSOE”.

Así, Vox sostiene que no existe voluntad de “reducir el volumen de enchufados”.  “Lo que pretenden es integrar a los suyos en las plantillas de las nuevas agencias. Con todos los problemas que ha dado el abuso de esta figura por parte de la Administración, es curioso que directamente prevean este tipo de contratación”, añade.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ya avanzó que era imposible efectuar despidos a aquellos empleados que tengan sus derechos consolidados, para luego resaltar que todos aquellos que hayan entrado con los criterios de igualdad capacidad y méritos “no tienen nada que temer”.

Así las cosas, queda la incógnita de qué votará el grupo socialista, que ha sido consultado por este periódico al respecto, y Adelante Andalucía. Los parlamentarios no adscritos, entre los que figuran los liderados por Teresa Rodríguez, no pueden participar en la votación en la Junta de Portavoces al no estar constituidos como grupo.