La Junta de Andalucía va a poner punto final a la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, más conocida como IDEA. Se trata de uno de los muchos entes paralelos a la Administración creados por los gobiernos socialistas de la época del expresidente Manuel Chaves

Noticias relacionadas

El cometido primigenio de IDEA, heredera del antiguo Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), era fomentar la innovación en la sociedad andaluza con la gestión y concesión de incentivos a empresas. Pero acabó convirtiéndose en la caja pagadora de las ayudas millonarias e irregulares de los ERE en la comunidad andaluza

Desde el inicio de la legislatura, esta agencia ha estado en el punto de mira del Gobierno de Juanma Moreno. Una de sus promesas electorales fue poner fin a la Administración paralela creada en la etapa socialista, que llegó a tener hasta 27.000 trabajadores. 

La Intervención de la Junta analizó en su día una docena de entes públicos. IDEA fue uno de ellos. Detectó descontroles y deficiencias en los procedimientos de concesión de subvenciones, según la documentación consultada por EL ESPAÑOL. Unos meses después, esas deficiencias fueron certificadas por la Audiencia Provincial de Sevilla en su sentencia del caso ERE.

Los casos de corrupción

El de los ERE sólo es un escándalo en el que se vio inmersa IDEA. Le siguen el de Invercaria, Avales o el de las ayudas concedidas a la empresa Isofotón, entre otros. De hecho, varios de los exdirectivos de la empresa están siendo investigados o han sido procesados y juzgados por casos en los que el ente instrumental se ha visto implicado.

Dos de ellos, Miguel Ángel Serrano, que fue director general de IDEA entre 2004 y 2008, y su sucesor Jacinto Cañete fueron condenados por el caso ERE. El primero, a seis años y medio de cárcel y a 17 de inhabilitación por los delitos de malversación y prevaricación y el segundo, a ocho de inhabilitación.

Pero ¿por qué fue clave su papel en el pago de estas ayudas irregulares? La Audiencia Provincial de Sevilla lo dejó claro en la sentencia. A través de un convenio firmado en 2001 entre el que era consejero de Empleo, José Antonio Viera, y el presidente del IFA, Antonio Fernández, ambos condenados, IDEA pasó a sostenerse en el programa presupuestario 31L.

Se trataba de la partida, más conocida como fondo de reptiles, desde donde salían las ayudas de los ERE concedidas por la Dirección General del Trabajo. En aquellos años estaba al frente el fallecido Javier Guerrero, también condenado por el caso ERE y considerado el ejecutor de la trama.

El entramado

El magistrado Juan Antonio Calle lo detalló en el fallo. Los 19 ex altos cargos condenados eran conscientes del sistema desarrollado, arbitrario y sin publicidad, para disponer y otorgar a dedo hasta 680 millones de euros a determinadas empresas.

Los expresidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y el ex director general de Trabajo, Javier Guerrero. EFE

Se pagaban a través de la agencia IDEA, evitando todo tipo de controles legales como la publicación en el BOJA, con el objetivo era extender la paz social. Es decir, apagar los fuegos laborales que en aquella época suponían una amenaza para la mayoría absoluta del PSOE.

Entre 2000 y 2009, en pleno apogeo de ese fondo de reptilesse registraron en Andalucía 9.461 expedientes de regulación de empleo que afectaron a 120.829 trabajadores. Sin embargo, ese dinero solo alcanzó a 6.000 trabajadores en 270 expedientes, a los que hay que sumar unos 200 intrusos que nunca trabajaron en esas empresas.

A día de hoy, tras una década de esta compleja investigación, se han celebrado solo dos juicios. Pero hay más de un centenar de diligencias en investigación y existen 40 procedimientos abreviados pendientes de juicio.

Por su parte, el Gobierno andaluz de PP y Cs mantiene sobre la mesa su intención de recuperar el dinero defraudado a los andaluces. El proceso será largo y difícil y, en cualquier caso, hay que esperar a que el primer fallo emitido sea firme por parte del Supremo. De momento, ha iniciado este proceso de liquidación de una de las agencias más salpicadas por la corrupción política en Andalucía.

Para cerrar el capítulo de IDEA, la Junta creará un nuevo organismo que aunará a las oficinas que actualmente dan apoyo a la iniciativa empresarial en la comunidad. Además de IDEA, se fusionarán Andalucía Emprende, Extenda y la Agencia Andaluza del Conocimiento bajo el paraguas de la nueva Agencia para la Transformación el Desarrollo Económico de Andalucía (Trade)