La Agencia Tributaria considera probado que Francisco Serrano, exlíder de Vox en Andalucía, desvió de forma "premeditada" 1,37 millones de euros de la subvención que el Gobierno concedió a su empresa Bio Wood Niebla en 2016 y le reclama algo más de 848.000 euros.

Noticias relacionadas

Así consta en el expediente que abrió contra Serrano a finales de agosto de 2020 y que se ha incorporado al sumario del caso que investiga el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla por un presunto delito de fraude en subvenciones.

Hacienda afirma que "es indiscutible el conocimiento cabal" que Serrano tenía del vaciamiento de Bio Wood y califica al exparlamentario, con mayúsculas, como "causante directo de la ocultación y transmisión del dinero" que recibió del Ministerio de Industria, casi 2,5 millones de euros.

Según el informe de la unidad 57 del equipo regional de Recaudación, la "finalidad" del exjuez era "vaciar el patrimonio" de Bio Wood y "frustrar cualquier actuación de la Administración tributaria tendente a su cobro, al producirse el levantamiento del caudal disponible" en las cuentas de la empresa.

La "distracción" de la ayuda para "fines distintos" a la construcción de una fábrica de pellets en Niebla (Huelva) supuso la "reducción del patrimonio" con que Bio Wood debería haber devuelto el préstamo, según expone la Agencia Tributaria en su expediente, adelantado por infoLibre y al que ha tenido acceso Efe.

Esta conducta se efectuó "desde la propia constitución" de Bio Wood con el objetivo "evidente" de obtener la ayuda, "para lo cual no dudaron en falsear su capital con la aportación falsa de maquinaria", algo que hicieron "dos veces".

Hacienda alcanza la "razonable conclusión" de que la "actuación" de Serrano en los hechos investigados fue "premeditada" porque hasta su cese como socio de Bio Wood, el 4 de octubre de 2017, "sólo se habían ejecutado las obras de desbrozado de maleza y explanación del terreno".

Así, Serrano "debía ser consciente de que en los escasos ocho meses" que faltaban entonces para justificar la ayuda "era imposible" acabar toda la obra y "poner en marcha" la fábrica.

La Unidad de Recaudación considera a Serrano responsable solidario de las "deudas exigibles" a Bio Wood por causar la "ocultación y transmisión del patrimonio líquido" de la empresa "a sabiendas" de que así provocaría la "imposibilidad por parte de la Administración" de recuperar el préstamo.

En cuanto al alcance de su responsabilidad, Hacienda lo fija en 848.123,61 euros al tomar como referencia la ayuda total conseguida por Bio Wood y restarle 249.000 euros por la aplicación de la garantía al reintegro, 2.951 euros por el embargo de activos financieros y 1.389.024 euros por la inversión realmente pagada.

Hacienda investigó la participación de Serrano hasta el 4 de octubre de 2017 y concluyó que "ha participado activamente en el falseamiento" de su capital social "al propiciar, consentir y participar en la falsa aportación de maquinaria" por un importe de 1.245.000 euros.

Además, se realizaron disposiciones de fondos directas "a su favor" o el de otro administrador a través de préstamos a su sociedad Proyectos e Inversiones Serralba, de las que "al menos 84.968,40 euros se realizaron hasta octubre de 2017", sin que conste su devolución.

En total, Hacienda establece el "perjuicio o quebrantamiento" y el "levantamiento patrimonial" en el que participó Serrano en 1.374.970,40 euros, incluso "sin tener en cuenta el quebranto que implica haber falseado la cifra del capital fundacional y posteriormente reducirlo para acomodarlo a la realidad, una vez cobrado el préstamo".

"No cabe duda de que la conducta puesta de manifiesto" por Serrano "es subsumible dentro de la ocultación", destaca la Agencia Tributaria, para la que también "es evidente la minoración patrimonial de la entidad deudora y el perjuicio para los intereses de la Hacienda pública" que se produjo "como consecuencia de la colaboración y participación directa en la ocultación por parte de Serrano".