Sevilla

Vox ha dado marcha atrás a su rechazo a los Presupuestos de Andalucía para 2021. Pese a las amenazas que ponían en peligro las cuentas del Gobierno de Juanma Moreno, los de Santiago Abascal las apoyarán tras negociar con PP y Cs unos acuerdos que la Junta se compromete a ejecutar. 

Noticias relacionadas

El día clave de esas negociaciones fue este martes. Miembros de Vox y de la Consejería de Hacienda hablaron hasta casi rozar la hora del toque de queda en Andalucía. Durante la complicada negociación, el equipo liderado por Alejandro Hernández expuso sus 72 exigencias basadas en “incumplimientos” de anteriores textos presupuestarios.

Pese a que el propio Hernández adelantó el viernes que no tenía noticias del Gobierno andaluz tras presentar la enmienda a la totalidad, las conversaciones se habrían iniciado ese mismo fin de semana. La negociación de la hoja de ruta andaluza ha contando con la participación del presidente de la Junta, Juanma Moreno. También con el presidente de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA), Juande Mellado, ante las intenciones de Vox de cambiar el nombre de Canal Sur. 

Hasta el día de hoy, las reuniones para encaminar la decisión de Vox se han celebrado tanto en el Palacio de San Telmo como en la sede de la Consejería de Hacienda. Todo ello a contrarreloj y con la vista puesta en el debate de totalidad del Proyecto de Ley del Presupuesto que se celebra este miércoles en el Parlamento andaluz.

Las fuerzas que no han cambiado su postura (ni se espera) son PSOE y Adelante Andalucía. Ambos partidos anunciaron con antelación sus respectivas enmiendas a la totalidad mientras reprochaban la “falta de diálogo” del Gobierno autonómico. Coincidían además en que Vox terminaría siendo su socio preferente, un hecho que finalmente ha sido así.

Reestructuración de RTVA

El acuerdo, adelantado por Vox y difundido posteriormente por la Junta, recoge un total de 34 medidas bajo las siglas de los tres partidos firmantes. Entre las medidas, se recoge la creación de un comité bilateral para seguimiento del pacto presupuestario y un plan de racionalización en la Radio y Televisión de Andalucía.  

A este respecto, el partido de Abascal ha estimado que la reestructuración reduce en 14 millones la reestructuración del presupuesto de Canal Sur Radio y Televisión. El acuerdo recoge la liquidación de la Fundación Audiovisual de Andalucía, reducir la contratación de programas a productoras externas y la eliminación de uno de los tres canales de televisión.

Sobre el control público, los partidos han acordado la creación del Cuerpo Superior y Técnico de Interventores y Auditores de la Junta de Andalucía y se haga efectivo el programa de transparencia de las cuentas del Gobierno autonómico. Igualmente, una auditoría de impacto de género sobre los diferentes programas de la Junta.

A todo ello se sumará un seguimiento del catálogo de puestos de trabajo de las entidades instrumentales, un programa de prevención del suicidio y medidas de apoyo al sector del mueble. Por otra parte, se impulsará la promoción de la efeméride de los 500 años del fallecimiento del andaluz Antonio de Nebrija, autor de la primera Gramática Castellana. 

Además, entre otras medidas, un plan específico de ayudas para el pequeño comercio y la hostelería en los cascos históricos de nuestras poblaciones, así como un incremento del concierto en las enseñanzas de FP y Bachillerato. A todo ello se sumará la revisión de acuerdos anteriores. 

Firma del acuerdo

La firma del acuerdo se ha materializado este miércoles pasadas las 12:00 horas en el Parlamento andaluz. Previamente, Juanma Moreno y Alejandro Herández se reunían en el Palacio de San Telmo para ultimar los flecos del acuerdo. Tras esto, el vicepresidente, Juan Marín, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo, han estampado la firma junto al líder de Vox. 

Juan Bravo, Juan Marín y Alejandro Hernández firmando el acuerdo presupuestario.

Posteriormente, en rueda de prensa, Bravo y Marín han dado cuenta a los periodistas del acuerdo. El vicepresidente ha calificado el pacto como una “magnífica noticia” que recoge propuestas “compatibles” con las políticas que está realizando el Gobierno. En este sentido, ha lamentado que el Ejecutivo autonómico no haya tenido oportunidad de negociar con otras fuerzas políticas.

“El PSOE nunca tuvo como objetivo aprobar las cuentas pero sí desestabilizar el Gobierno”, ha zanjado apuntando que el partido de Susana Díaz se ha quedado al margen de “poder contribuir”. Marín ha destacado así la “disposición a negociar” de Vox con su “esfuerzo” para poner en marcha el Presupuesto.

Seguidamente, en rueda de prensa, Hernández ha valorado que desde el Gobierno se les tenga como socio “preferente y posible” frente a los “partidos filoterroristas”. Ha afirmado que las exigencias “son las mismas” que las presentadas en septiembre y no han cambiado “ni el contenido la extensión de los puntos”.