Sevilla

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha propuesto este domingo al Gobierno central las primeras medidas del plan andaluz de desconfinamiento en el marco de la crisis del Covid-19. Entre ellas destaca la apertura del comercio en general, incluidas peluquerías y establecimientos de estética personal, a partir del próximo 11 de mayo y de bares y restaurantes a partir del 25.

Noticias relacionadas

En su comparecencia desde el Palacio de San Telmo tras participar por vía telemática en la séptima reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los presidentes autonómicos, Moreno ha dejado claro que sus planteamientos van a estar sujetos en todo momento a las decisiones de la autoridad única. Pero ha asegurado que la comunidad cumple con los requisitos para comenzar este proceso.

Se suman dos semanas con una tasa potencial de contagio por debajo de uno por ciento -una persona contagia por debajo de una persona-; es la tercera comunidad con la incidencia de casos por cada 100.000 habitantes más baja, y hay una disponibilidad suficiente de camas UCI.

Este domingo Andalucía ha alcanzado los 1.145 fallecidos por coronavirus, 14 más en 24 horas, según los datos difundidos este domingo por el Ministerio de Sanidad, que reflejan la jornada con menos hospitalizados desde el inicio de la pandemia y sin sumar nuevos pacientes en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) también por primera vez. Los positivos superan los 13.023, 199 más en 24 horas, y los curados 4.741. "Han crecido diez veces más que el de los nuevos casos en 24 horas", ha asegurado Moreno.

Más test

Por ello, el presidente andaluz ha demandado al mando único un plan de reapertura progresiva del comercio. El objetivo, adelantarlo por zonas y categorías de establecimientos, con medidas de protección específica para que puedan retomar la atención al público con todas las garantías sanitarias y con "muchas dosis de responsabilidad" por parte de la ciudadanía

En ellos los aforos no serán los mismos, habrá que tomar medidas de distanciamiento, de limpieza, higiene y de protección. "En todo hay letra pequeña", ha remarcado Moreno, en busca de ese equilibrio para ir recuperando la actividad económica pero garantizando la salud. Para ello, ha vuelto a pedirle más test al Gobierno para poder hacerlo bien. "Lo ideal sería que Andalucía contara con 8,5 millones de test, uno por habitante, y el Ejecutivo debería enviar al menos un millón".

Moreno ha detallado que la Junta remitirá este lunes al Ministerio de Sanidad su propuesta de plan de desconfinamiento en Andalucía, que incluirá estos planteamientos sobre el comercio y los bares, así como la celebración de funerales sin velatorio desde el 18 de mayo.

Flexibilidad

No obstante, ha asegurado que si la propuesta es hacerlo por provincias, distritos o municipios, la Junta estará preparada pero ha solicitado flexibilidad porque hay comarcas con una incidencia muy baja en las provincias de Huelva y Almería.

Sin embargo, Moreno no sabe si el Gobierno central tendrá en cuenta las sugerencias de las autonomías o si lo tiene ya todo decidido de cara al Consejo de Ministros del martes. El margen de maniobra es escaso y el presidente, según Moreno, ha hablado de este plan de desescalada de forma muy genérica.

Será gradual, asimétrico y coordinado y basado en todo momento en un criterio territorial como la provincia como unidad de actuación y no en el distrito sanitario, y que no habrá desconfinamiento por sectores de actividad como desde Andalucía se ha propuesto en numerosas ocasiones, ha detallado Juanma Moreno.

Apertura de playas

Además, el dirigente andaluz ha vuelto a reclamar a Sánchez durante la reunión telemática la puesta en marcha de un plan nacional de rescate de la industria turística y esta vez sí ha obtenido respuesta. "El Gobierno asume hacerlo y le dará una vuelta a la planificación del verano en las playas".

Las prioridades de dicho plan deben ser evitar la destrucción de empresas y ayudar a potenciar el turismo nacional y una imagen de marca limpia de coronavirus, pero sería necesario desde las administraciones una inyección a las empresas con cero ingresos y que se encuentran al borde del colapso.

En cuanto a la apertura de las playas de cara a la temporada de verano, ha propuesto  que se realice con aforo limitado, que se garantizará con la Policía Local y las Fuerzas de Seguridad del Estado, y definiendo cuadrículas de seguridad para hamacas o toallas que no podrán ser sobrepasadas. También ha señalado que alguna se tendrá que cerrar.

Campaña turística

A su juicio, esta apertura es muy importante para el sector turístico y estas medidas son imprescindibles para tener la posibilidad real de abrir las playas y obtener una campaña turística que, no será ni mucho menos como la del récord del año pasado, pero sí razonable y siempre con garantías sanitarias.

Por último, preguntado por si apoya la apertura de playas para los paseos de menores de 14 años y para la práctica deportiva individual que permitirá el Gobierno desde el 2 de mayo, se ha mostrado partidario, pero siempre que se respete al máximo la distancia de seguridad. "Las playas andaluzas son amplias y permiten hacer deporte con suficiente distancia para las personas que vivan en su entorno", ha concluido.

Información sobre el coronavirus: