Sevilla

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, es optimista y, teniendo en cuenta la evolución de la pandemia del Covid-19, cree que lo racional es pensar que es muy probable que este verano se pueda ir a la playa.

Noticias relacionadas

Marín no sabe en qué condiciones porque el Gobierno tendrá que determinar los criterios, pero mantiene la esperanza de que haya veraneo aunque sea al estilo de los años 60 con un turismo de proximidad.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anunció la pasada semana que el Ministerio trabaja en dos fases para abordar la desescalada del estado de alarma, uno de excepcionalidad atenuada, que se alargaría hasta verano, y otro de normalización atenuada, que se extendería hasta final de año, siendo uno de los sectores afectados el turístico.

No obstante, la Junta sigue siendo optimista y propone seguir el modelo de Italia: instaurar un bono vacacional a nivel nacional para aquellos que hagan turismo en España. La propuesta ha sido trasladada al Gobierno y podría traducirse en una desgravación de la renta en 2021. 

Para Marín, en estos momentos supondría la movilización de miles de millones de euros en el país para el sector turístico que luego se recuperaría vía consumo.

Bonos andaluces

Tras una reunión telemática con responsables del Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio para abordar la situación de las empresas andaluzas, muchas de ellas turísticas, el vicepresidente de la Junta ha detallado que si el Gobierno no apoyara la propuesta, la Junta ya trabaja en la puesta en marcha de estos bonos vacacionales.

Podría ser por desgravación en el tramo autonómico del IRPF, en el que tiene competencias el Gobierno autonómico, o con bonos directos de empresas hoteleras para aquellos andaluces que veraneen, cuando se pueda, dentro de la región.

Para Marín, la manera más adecuada de hacerlo sería impulsar esta medida a nivel nacional -ya han trasladado la propuesta- porque necesitan la colaboración del Gobierno.

"La experiencia en Italia es tremendamente positiva", ha asegurado, y aunque reconoce que las circunstancias son "muy complejas", vería viable que los andaluces que decidan hacer sus vacaciones en Andalucía tengan en cuenta que van a tener esta ayuda complementaria.

En cuanto a la forma de veranear en la costa, ha subrayado que habrá que seguir las recomendaciones de los expertos y de las autoridades sanitarias, teniendo en cuenta que hay playas en toda la la geografía española y se tendrá que seguir los mismos criterios: "Ojalá se pueda pero no tememos una bola de cristal. No somos magos".

Plan nacional

Precisamente este domingo, tras la videoconferencia de Pedro Sánchez con todos los presidentes autonómicos, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, insistió en la necesidad de que se ponga en marcha de manera urgente un plan nacional de rescate de la industria turística al ser uno de los sectores que más está sufriendo las consecuencias de esta crisis.

Moreno se remitió, no obstante, a las palabras de la ministra de Trabajo. "Hacen presuponer que este verano no habría actividad turística y, por lo tanto, las playas, probablemente no estarían abiertas", con unas consecuencias muy negativas para el sector, que representa el 13% del PIB de Andalucía. Además, en el caso de que se abrieran que "nadie piense que va a ser como antes".