El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aprovechado este jueves la presentación del estudio España 2050 para anunciar que en las próximas semanas abrirá un "gran diálogo nacional" para trazar una hoja de ruta conjunta para construir un "futuro de país" de aquí a 2050.

Apelando al espíritu de la Transición, el presidente ha anunciado una "ronda de diálogo abierto" con mesas redondas y reuniones bilaterales en las que participarán las comunidades autónomas, los sindicatos, los empresarios o los ciudadanos. Sin embargo, entre esos actores, no ha citado al líder de la oposición, Pablo Casado.

Tras las críticas que ha recibido el Ejecutivo por la falta de concreción de algunas de las propuestas que ha enviado a Bruselas dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, esta vez el presidente se ha agarrado a los "datos científicos y técnicos" que aporta este estudio en el que se incorporan 50 ideas repartidas en nueve grandes ámbitos.

Y además, ha anunciado que el documento es un texto "abierto" que podrá completarse y modificarse en los próximos meses con las aportaciones de la sociedad civil y el conjunto de las instituciones españolas "públicas y privadas".

50 objetivos

Sánchez ha presentado en el Auditorio del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid el estudio Fundamentos y propuestas para una Estrategia Nacional de Largo Plazo.

Se trata de un extenso documento en el que recoge propuestas para modernizar España y preparar el país para afrontar retos, como el calentamiento global o mejorar la cohesión territorial.

Para abordarlos, el documento destaca 50 objetivos repartidos en nueve grandes desafíos que el presidente ha citado por este orden: productividad, vanguardia educativa, formación y recualificación de la población, avanzar hacia una sociedad neutra en carbono y resiliente al cambio climático y adaptar nuestro Estado de bienestar para sociedad más longeva. Le siguen buscar un desarrollo territorial equilibrado, la resolución de las deficiencias de nuestro mercado de trabajo, la reducción de la pobreza y la desigualdad, junto con la reactivación del ascensor social. Y por último, ha citado, "ampliar las bases de nuestro bienestar futuro".

"Este es el proyecto para nuestro país. Una España más eficiente, digital, verde y robusta. Una España que avanzaría desde la media para situarse entre los países más desarrollados de la UE. Esa España es posible", ha dicho Sánchez.

Su idea es aprovechar los fondos de la Unión Europea para llevar a cabo esta 'hoja de ruta'. En concreto, ha citado la segunda partida de los fondos que sería la que está compuesta por préstamos que se pueden solicitar y que el Gobierno plantea para la próxima legislatura.

Hay que recordar en este punto que Bruselas ha pedido al Ejecutivo un consenso de país en los planes para los fondos europeos, puesto que el Plan de Recuperación no ha contado todavía con el aval del Congreso.

Fiscalidad, territorio y clima

El informe que ha coordinado el director de la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia, Diego Rubio, critica "las diferencias fiscales" entre comunidades autónomas y la distinta legislación entre regiones, que se traduce en una maraña normativa que acentúa las desigualdades entre los españoles, según recoge el Capítulo 6 del informe adelantado por este periódico.

En el ámbito de la España 'verde', el texto pone sobre la mesa ideas como la creación de una "renta climática" para ayudar a los sectores más vulnerables a afrontar una transición ecológica que vendrá cargada de impuestos a prácticas contaminantes.

El texto insiste en abordar una reforma de la fiscalidad que penalice a los vehículos contaminantes o el pago por el uso de carreteras. Además, ahonda en la Ley de Residuos y propone que los fabricantes de productos que dejan huella en forma de basura paguen más para costear la gestión y limpieza.

Políticos, empresarios y expertos

En el acto, el presidente ha estado respaldado por sus cuatro vicepresidentas, el vicepresidente de Relaciones Institucionales y Prospectiva de la Comisión Europea, Maros Sefcovic; y las presidentas del Congreso, Meritxell Batet, y del Senado, Pilar Llop.

También han acudido primeros espada de las grandes empresas españolas, aunque la movilización del Ibex 35 con este evento ha sido mucho menor a la que consiguió el presidente del Gobierno en septiembre, cuando presentó España Puede.

España 2050 es un proyecto impulsado por Iván Redondo. De hecho, fue el jefe de Gabinete de la Presidencia del Gobierno quien lanzó la convocatoria de este evento en un artículo publicado el pasado lunes en El País.

El documento ha sido coordinado por la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia -creada durante esta legislatura- junto con un centenar de expertos. Entre ellos, muchos economistas como Ángel de la Fuente (Fedea), Rafael Doménech (BBVA Research), Florentino Felgueroso (Fedea), Sara de la Rica (Fundación ISEAK) o Toni Roldán (ESADE EcPol).

El acto ha estado presentado por una joven periodista y publicista, Rocío Vidal, y ha contado con la participación de una estudiante, Marta Borrell, o una jubilada voluntaria de varias ONG, María José Jiménez. También Sefcovic ha pronunciado unas palabras sobre el futuro, las nuevas profesiones y otros retos que afronta la UE.

Por su parte, el director de la Oficina de Prospección ha pronunciado un discurso en la apertura del evento y ha calificado su estudio de "riguroso, apartidista y constructivo". Además, ha pedido "poner de moda el optimismo" para defender este ejercicio que pone metas para los próximos 30 años.